Destacan impronta de García Márquez en literatura univeral

México despidió a García Márquez con una lluvia de flores amarillas. Foto AFPLos presidentes Enrique Peña Nieto, de México, y Juan Manuel Santos, de Colombia, participaron en la ceremonia de homenaje a García Márquez.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, destacó este lunes que el escritor colombiano Gabriel García Márquez colocó a las letras latinoamericanas a la vanguardia de la literatura mundial, con una obra que constituye inspiración y ejemplo.

Al encabezar un homenaje nacional realizado en el capitalino Palacio de Bellas Artes al autor de Cien años de soledad, el mandatario expresó que, para orgullo de México, este país fue su segundo hogar.

Lo quisimos y lo querremos siempre, agregó el jefe de Gobierno al recordar que el Premio Nobel de Literatura 1982 vino a esta nación con su familia en 1961, procedente de Nueva York, y tuvo su residencia aquí por cinco décadas.

Ante su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, así como funcionarios, artistas, familiares, amigos y admiradores del narrador, Peña Nieto indicó que en México el creador de El amor en los tiempos del cólera encontró espacio y oportunidad para desarrollar su vocación.

El fallecimiento del Gabo es una gran pérdida, no sólo para la literatura, sino para todo el orbe, apuntó el titular del Ejecutivo tras manifestar que el autor llevó el realismo mágico a su máxima expresión.

Por su parte, Santos resaltó la figura literaria y humana de García Márquez y afirmó que, más allá de sus textos, vivirá para siempre en las esperanzas de la humanidad.

Si algo hacía el Gabo mejor que libros era amigos, afirmó el dignatario colombiano, quien llegó hoy esta capital para una estancia de varias horas con el único propósito de participar en el tributo póstumo al escritor, fallecido en la Ciudad de México el jueves pasado, a los 87 años de edad.

El mandatario visitante señaló que el también periodista y guionista fue un hombre más que colombiano, pues incorporó en sus obras al ser latinoamericano.

México y Colombia, unidos por tantos motivos, se unen otra vez en esta ceremonia de afectos por un hombre que deja el legado de sus obras, novelas, cuentos y anécdotas, pero sobre todo la esperanza, la determinación de unirnos, apuntó.

También intervino esta noche el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Rafael Tovar, quien recordó a García Márquez como un hombre feliz en sus tres patrias: Colombia, México y el idioma español.

Su voz es propia y nos define, con una irrupción literaria que ha inventado un continente llamado Latinoamérica, expresó el funcionario al encomiar el esfuerzo del creador por reconocer a la región a través de sus obras.

Con esos pronunciamientos, las tres figuras se unieron a los miles de mexicanos que este lunes se congregaron en las afueras del recinto cultural para despedirse de García Márquez y mostrar su agradecimiento por la impronta que dejó en el mundo de las letras.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.