El cubano que hoy nada en Granada

Gerson : en este país somos 12 colaboradores, de ellos 10 médicos y un ingeniero en la construcción, además de la embajadora y el cónsul.Gerson Escobar es el único técnico deportivo de la misión cubana en esa pequeña isla del Caribe.

Los históricos lazos de Cuba con Granada llevan ahora ataduras “mojadas” por la colaboración. Esa pequeña isla caribeña se nos hizo más cercana en1983 a raíz de la invasión norteamericana que encontró allí a un grupo de colaboradores cubanos.

Las referencias actuales nos llegan de la mano de Gerson Escobar, técnico espirituano de natación que desde hace unos cinco meses husmea entre las piscinas como el único entrenador deportivo de la misión cubana en ese país.

Tamaño empeño en una nación de apenas 109 590 habitantes y 344 kilómetros cuadrados de extensión, donde además del fútbol y el críquet, donado por los años de dominio inglés, el deporte no es justamente un fuerte, al punto que Kirani James adquirió renombre de ídolo al ganar en 400 metros la primera medalla dorada olímpica en la historia de su país en Londres 2012.

Pero en medio de tal “aridez”, Escobar ya ha encontrado los primeros tesoros. La magia de las redes sociales e Internet permitieron este intercambio que Escambray regala a sus lectores.

Gerson cayó en Granada, no justamente del cielo, sino de las aguas. Veintidós años como entrenador, los últimos de ellos con sólidos avances en Sancti Spíritus, conformaron las cartas credenciales. Por su constancia y la de otros jóvenes, la provincia salió del anonimato hasta obtener el segundo lugar por dos años consecutivos, además de varias medallas de diferentes colores en Juegos Escolares, la Copa Internacional Marcelo Salado y algunas promociones a la escuela nacional de ese mismo nombre. Y como ya había “arado” en el mar, el primer “buceo” en Granada no le pudo ir mejor.

“Los principales resultados databan de hace dos años, cuando se obtuvieron tres medallas en un torneo denominado CARIFTA. Ya en  noviembre del 2013 ganamos el Campeonato de la Organización de Estados del Caribe Occidental”.

¿Cuáles son las distinciones de la natación granadina?

“Las condiciones son muy diferentes a las de Cuba, donde existe un programa de todas las categorías muy organizado. A mi llegada no existía un programa, por lo que estamos confeccionando un plan que se adecue a las características de este país, a partir del aporte de todos los entrenadores y la presidencia de la natación para mejorar la calidad técnica y física de los atletas.

“Existen siete clubes, ocho escuelas vinculadas a las piscinas, con dos competencias nacionales en febrero y septiembre, además de la práctica de aguas abiertas en la playa, que tienen muy buenas condiciones para el desarrollo de ese deporte. Los niños presentan buen somatotipo, la mayoría son de piel negra, muy fuertes y con muchos deseos de practicar el deporte”.

¿Cómo te las ingeniaste para comunicarte en un país de habla inglesa?

“Todo fue muy difícil al principio, son otras tradiciones y diferente forma de vivir, pero he recibido el apoyo de la presidencia de la natación (GASA), de los padres y atletas, son personas excelentes, de conocimiento, con mucha educación y lo mejor, tienen muchos deseos de elevar los resultados de la natación aquí”.

¿Has contactado con otros cubanos allí?

“Sí, en este país somos 12 colaboradores, de ellos 10 médicos y un ingeniero en la construcción, además de la embajadora y el cónsul. Además he participado en algunas competencias donde he compartido con entrenadores de natación de Cuba que prestan colaboración en otras islas del Caribe”.

Las primeras brazadas de Escobar llegaron desde niño cuando asistía a la piscina Marcelo Salado de esta ciudad, de la mano de su padre, un atrevimiento que hoy agradece la natación espirituana y, por añadidura, la granadina.

“Mi padre fue el primer director de la piscina, entonces desde que yo tenía cinco años él me llevaba y un buen día me incorporé al área y ya nunca más se terminó el vínculo con la natación.

“Sancti Spíritus siempre tuvo entrenadores experimentados con mucha preparación profesional, además de poseer esa excelente piscina, se comenzaron a recuperar las de la EIDE y siempre pensé que con condiciones podíamos tener buenos resultados.

“La clave del éxito ha estado en la idea de crear una academia de 30 niños captados por toda la provincia, con el apoyo de Heriberto Moreno y su consejo de dirección, además de nuestro comisionado Carlos Nodarse. También se realizó una captación de calidad con pruebas muy exigentes y hay que añadir la unión de los entrenadores y su aporte a esa academia, así como el apoyo incondicional de un colectivo de padres, y en lo personal tengo que agradecerles a mi familia, mi esposa e hijas”.

La cosecha de medallas de noviembre pasado casi dispuso la prórroga del contrato inicialmente concebido por un año para el técnico espirituano. Mas, ni ese compromiso ni el gorrión que suele atacarle cuando avista el mar parecen romperle los lazos que lo atan a esta tierra y sus aguas.

“Estoy al tanto de todo lo que pasa en la natación allá en Cuba, esa es mi vida, de donde yo surgí. Dejé excelentes entrenadores allí en el complejo de piscinas de la EIDE Lino Salabarría, y mis amigos comentaristas y periodistas de la radio y la televisión espirituanas me mantienen al tanto de los resultados tanto de los entrenamientos como de las competencias realizadas después de mi partida, por tanto a la natación espirituana le deseo un año 2014 lleno de excelentes resultados”.

One comment

  1. Gerson eres familia de Evan Escobar?Si es asi dile que Protacio le envia saludos.Te deseo exitos ,como a todos los de mi tierra

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.