Inauguran en Sancti Spíritus Festival de Cine Italiano

La película permite ver la garra cómica de artista de la talla de  Alberto Sordi.La sesión inaugural se efectuó en la sede de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en la ciudad de Sancti Spíritus.

Aficionados al cine, en su mayoría miembros de los clubes de cinéfilos de Sancti Spíritus y Jatibonico, se dieron cita en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en la capital de la provincia espirituana para participar en la sesión inaugural del III Festival de Cine Italiano, dedicado en esta ocasión a la comedia como género.

Rodolfo Dalpane, en  nombre de la Asociación de Amistad Italia-Cuba, pronunció las palabras de apertura de la muestra, que por espacio de cinco días recorrerá principalmente localidades rurales de la provincia, donde serán proyectados más de una decena de filmes tales como Pato a la italiana, Aquellas extrañas razones, Amigas mías y El marqués de grillo, entre otros.

Dalpane recordó que fue el neorrealismo italiano el punto de partida de la llamada Commedia que, a diferencia del pasado año, cuando el Festival se centró en el drama y tuvo al gran actor ya desparecido Gian María Volonté como principal protagonista, esta vez son la comedia y los más conocidos comediantes del país europeo quienes desfilan por la pantalla.

El especialista Miguel Enrique López, del Club de Aficionados al Cine de Jatibonico, tuvo a su cargo la presentación de la película Aquellas extrañas razones, escogida para iniciar esta semana de exhibiciones, la cual permite ver la garra cómica de artistas de la talla de Nino Manfredi, Alberto Sordi y Stefanía Sandrelli en tres divertidas historias sobre aspectos de la vida cotidiana, que tan pronto provocan hilaridad como llaman a la meditación.

Este Festival está auspiciado por el Centro Provincial del Cine del ICAIC, el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, la Asociación de Amistad Italia-Cuba y la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.