Periódico de Sancti Spíritus

Israel ignora pedido de la ONU y retoma bombardeos en Gaza

Más de mil 100 víctimas fatales cobra la agresión iniciada el pasado 8 de julio, 30 de ellos este lunes. Foto Reuters.Nuevos bombardeos israelíes sacudieron en la madrugada de este martes diversas zonas en la franja de Gaza, clara evidencia del caso omiso brindado al pedido de Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU.

 

Durante la serie de ataques aéreos perpetrados por la aviación israelí, varias bombas alcanzaron la vivienda de Ismail Haneya, uno de los dirigentes del movimiento islámico Hamas, precisó un portavoz palestino. Bombardearon nuestra casa dos veces, relató Abed Salam Haneya, hijo Ismail.

La serie de ataques durante la madrugada de este martes fue intensa, con empleo de artillería terrestre, aviones y barcos de guerra apostados frente a la costa de la Franja de Gaza.

Varias explosiones al este y al sur de la ciudad destruyeron un número aun no cuantificado de viviendas, según testigos.

Las zonas más afectadas se encuentran en las cercanías de la mezquita Musab bin Omair en Tal al-Hawa, un barrio situado al oeste.

Otros daños se reportan en el campamento de refugiados de Nuseirat y la ciudad de Deir al-Balah, en el centro.

Los aviones de guerra atacaron una casa cerca del cementerio Falouga, al norte y otros objetivos civiles en el barrio de El Geneina, en Rafah, al sur.

Acorazados y buques de guerra contra áreas de cultivo en la región costera del noroeste y la artillería golpeó violentamente viviendas en la ciudad de Beit Lahia en el norte, indicaron fuentes palestinas.

Más de mil 100 víctimas fatales cobra la agresión iniciada el pasado 8 de julio, 30 de ellos este lunes, los datos más recientes puntualizan que en los últimos días la lista incorporó 251 niños, 94 ancianos y 50 mujeres.

Los heridos ahora suman seis mil 470, luego de una actualización que agregó 1980 niños, 259 ancianos y mil 175 mujeres, precisaron fuentes del Ministerio de Salud en Gaza.

Ban Ki-moon pide cese el fuego inmediato e incondicional en Gaza

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reiteró  su llamado a un inmediato e incondicional cese el fuego en la Franja de Gaza, donde más de mil palestinos han muerto por la violencia israelí.

Ban dijo que “en el nombre de la humanidad, la violencia debe detenerse” durante una rueda de prensa aquí tras su regreso de una gira por el Medio Oriente.

El máximo representante del organismo multilateral subrayó este lunes la condición crítica en la que se encuentra Gaza, azotada por una lluvia de misiles de Israel.

También destacó que la cifra de víctimas y daños impone graves cuestionamientos sobre el tema de la proporcionalidad, ya que es muy superior el número de palestinos que han perdido la vida, la mayoría civiles y entre ellos cientos de niños, en comparación con las bajas de Tel Aviv.

En ese sentido, Ban insistió en su llamado a las partes a renovar la pausa humanitaria, y encomió el fuerte apoyo del Consejo de Seguridad a un cese el fuego para esos fines.

El Secretario General lamentó el reciente ataque a una escuela administrada por Naciones Unidas en Beit Hanoun, Gaza, donde se refugiaban cientos de palestinos, el cual dejó 16 civiles muertos y 200 heridos, hecho que calificó de crimen atroz.

Actualmente, más de 173 mil residentes de Gaza están buscando protección en instalaciones de la ONU.

“Eso implica que el 10% de esa población se refugia bajo la bandera de Naciones Unidas. Reitero mi llamado a Israel y a todas las partes a hacer mucho más para garantizar la seguridad de esos sitios”, declaró.

Además subrayó a la prensa acredita que a su retorno de la región continuó insistiendo en un fin de las hostilidades y llamó a gobernantes con ese propósito, incluido el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

También remarcó que tanto israelíes como palestinos tienen la responsabilidad de poner fin a los enfrentamientos, a iniciar un diálogo, y a abordar las raíces de ese conflicto para acabar con el ciclo de sufrimiento sin sentido.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.