Preparada Cuba para enfrentar posibles casos de ébola

Aún cuando en la isla no se ha registrado ningún caso de contagio, se incrementó la vigilancia en las fronteras, asegura el Minsap.Cuba desarrolla un plan de medidas que garantizan la seguridad epidemiológica en el territorio nacional ante el brote de ébola que afecta a varias naciones de África occidental, aseguraron expertos.

Aún cuando en la isla no se ha registrado ningún caso de contagio, se incrementó la vigilancia en las fronteras, señaló Francisco Durán, jefe del Departamento de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Informó además que el sistema cubano de salud implementa desde hace meses la capacitación del personal que labora en puertos y aeropuertos para extender el conocimiento de las características del virus, y que éste pueda ser detectado con rapidez.

También recalcó que se garantiza la seguridad de los cooperantes cubanos que cumplen misión en la región afectada, aunque ninguno de los médicos que allí laboran se encuentra en zona de riesgo.

Jorge Pérez, director del Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí”, destacó que el país cuenta con una sala especial de viajeros en vigilancia.

Por su parte, Gilberto Zamora, jefe del Departamento de Desarrollo de otros Programas de Lucha Antivectorial del Minsap, mencionó la situación existente en la isla con respecto al dengue, la cual dijo es preocupante.

En los últimos tiempos se han identificado los cuatro serotipos del virus en coexistencia, algo que no había ocurrido antes, dijo el especialista.

El dengue está localizado principalmente en 35 municipios del país, 15 de ellos de La Habana, y el peligro aumenta en la medida en que se han manifestado los cuatro tipos del virus, dijo.

Esta peculiaridad, a la que no nos habíamos enfrentado con anterioridad, presupone una mayor preparación del personal de salud y toda la población, aseveró.

El especialista recordó que se trata de una afección que evoluciona hacia un cuadro grave de una forma rápida, de ahí la importancia de acudir a las instalaciones sanitarias ante cualquier síntoma.

Resaltó que la población debe implementar de forma sistemática las medidas preventivas antifocales para erradicar la propagación del mosquito transmisor. Esa es la tarea que nos garantizará la seguridad epidemiológica nacional, concluyó Zamora.

Rosaida Ochoa, directora de la Unidad de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades, insistió en la necesidad de modificar nuestras conductas en lo concerniente a las medidas higiénicas en el hogar, la comunidad, la escuela y el centro de trabajo, como únicas vías eficaces para evitar la propagación del dengue.

Por otro lado, también se conoció que en la actualidad existen en Cuba 13 casos de fiebre chikungunya, todos procedentes del exterior, por lo que hasta la fecha no se registran casos de transmisión interna.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.