Periódico de Sancti Spíritus

Raúl Castro: Debemos aprender el arte de convivir, de forma civilizada, con nuestras diferencias

raul castro, cuba, estados unidos, alan gross, relaciones diplomaticas, papa francisco, los cinco, antiterroristas cubanosCuba se paralizó esta mañana ante la noticia del regreso a la Patria de los tres antiterroristas cubanos prisioneros en cárceles norteamericanas.

Sin embargo, pese al acontecimiento —que marca un giro en la historia del pueblo cubano, sin dudas—, todavía queda en agenda un asunto de vital importancia por resolver: el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por EE.UU.  a Cuba por más de medio siglo.

Relaciones Cuba-Estados Unidos: el deshielo visto por medio mundo

Cuba reitera voluntad de normalizar relaciones bilaterales con Estados Unidos

Volvieron: la palabra que estremeció a Cuba

 

Así lo manifestó Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros al expresar: “Aunque las medidas del bloqueo han sido convertidas en Ley, el Presidente de los Estados Unidos puede modificar su aplicación en uso de sus facultades ejecutivas”.

Al respecto, el mandatario cubano solicitó al gobierno estadounidense la flexibilización de trabas asociadas a los viajes, las telecomunicaciones, el correo postal directo, entre otros asuntos que limitan el vínculo entre ambos países.

Apegado a los principios del Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas, el mandatario reiteró la disposición del pueblo cubano a avanzar en la normalización de las relaciones bilaterales, basado siempre en el respeto mutuo en temas concernientes a la soberanía nacional, la democracia, los derechos humanos y la política exterior.

“Los progresos alcanzados en los intercambios sostenidos demuestran que es posible encontrar solución a muchos problemas. Como hemos repetido, debemos aprender el arte de convivir, de forma civilizada, con nuestras diferencias”, concluyó.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.