Satisfecho embajador de Namibia por visita a Sancti Spíritus

En la tarde de este martes el embajador Namibia y sus acompañantes recorrieron el Centro Histórico espirituano. “Cuando se escriba la historia de Namibia, de Angola y de Sudáfrica, estoy seguro de que Cuba va a ocupar una página de oro, en ese texto”, aseguró el excelentísimo señor Jerobeam Shaanika,  embajador de la República de Namibia en Cuba, al ser recibido en la Asamblea Provincial del Poder Popular en Sancti Spíritus.

El vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial (CAP) Roberto Fajardo Veloso, e Ignacio Pérez González, jefe del Departamento de Relaciones Internacionales de la Asamblea de Gobierno, le dieron la bienvenida al distinguido visitante. Fajardo Veloso habló al embajador acerca de las características de Sancti Spíritus, una provincia eminentemente agrícola y también con alto potencial turístico por ser la única del país que cuenta con dos de las siete primeras villas fundadas por los españoles en la isla.

El señor embajador dijo que es para él un gran honor el poder visitar esta provincia tan bella. “Llegamos el domingo y pudimos apreciar el espíritu del carnaval. Eso dice mucho de la pujanza de esta ciudad y de sus tradicione —afirmó—. Namibia y Cuba gozan de relaciones muy buenas y es el propósito de nuestra visita continuar profundizándolas”, expresó.

“Otro objetivo de la visita —agregó— es tomar experiencias. Como ustedes saben, Namibia logró su independencia el 2 de febrero de 1990. Antes de eso, namibios y cubanos combatimos juntos en las trincheras en Angola contra las tropas surafricanas”, recordó.

El señor Shaanika agradeció que después de la independencia, Cuba haya mandado a sus especialistas, hombres y mujeres, “para ayudarnos a establecer nuestra infraestructura y organización interna”. Dijo que Cuba y Namibia tienen grandes retos por delante y las acechan poderosas fuerzas que solo pueden enfrentar unidas.

Refiriéndose a la solidaridad cubana, señaló que la semana anterior tuvo la oportunidad de visitar la Isla de la Juventud y expresó su seguridad de que es un ejemplo poco común en el mundo y que marca hitos de solidaridad porque allí se educaron muchos  estudiantes de diferentes países y había allí dos secundarias básicas de estudiantes namibios.

Aquellos jóvenes y adolescentes de entonces, apuntó, son hoy ministros u ocupan diferentes altos cargos en el Gobierno y el Estado allá en su patria; otros son oficiales de las fuerzas armadas y de la Policía. Por ejemplo, adujo, el jefe de la Policía Nacional de Namibia estudió en Cuba y su esposa también se formó aquí.

El señor Shaanika fue categórico al condenar el bloqueo económico, comercial y financiero que los EE.UU. mantienen contra Cuba, al que calificó de injusto e inhumano. Recordó además que el pasado año, antes de él venir como embajador a Cuba, el parlamento de su país aprobó una moción en la cual reclama la liberación de los cubanos que aún guardan prisión en cárceles norteamericanas por luchar contra el terrorismo.

Acompañado por su esposa, la señora Maigreth Shaanika, y por Simata Matali, segundo secretario de la embajada de Namibia en La Habana, el distinguido diplomático recorrió el lunes el Centro Histórico de Trinidad y visitó la casa de la familia Santander, artífices de la modelación de arcilla, así como el hotel Brisas Trinidad del Mar.

En la tarde de este martes, la comitiva de Namibia recorrió el Centro Histórico espirituano.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.