Control sobre el pez león en Sancti Spíritus

Luego de seis años de aparecer en la costa sur espirituana, se reporta actualmente una disminución de esta especie invasora

sancti spiritus, pez leon, playas, citma, medio ambiente, zonas marinas, trinidad, sur espirituano

Resulta aventurado decir que el pez león está a raya; sin embargo, el despliegue de acciones de manejo y de educación ambiental han permitido ejercer un control sobre esa especie invasora, identificada en la costa sur espirituana desde abril del 2009 y que hoy muestra una presencia inferior a la de aquel entonces.

La bióloga Yéssica Portal Ríos, especialista del Centro de Servicios Ambientales, perteneciente el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) en Sancti Spíritus, declaró a Escambray que la población del pez león se ha estado manejando, ha disminuido notablemente y ahora en las zonas de uso de los bañistas no se ha encontrado.

“Eso no quiere decir que no exista presencia del pez en áreas cercanas, o que un ejemplar juvenil no pueda llegar a la orilla, pero los estudios reflejan que son especies territoriales, permanecen en sus zonas de hábitat, por eso lo aconsejable es bañarse en las playas autorizadas y evitar su contacto”.

Subraya, asimismo, que un reciente monitoreo realizado en la bahía de Casilda, ecosistema que puede ser refugio del pez león a partir de varias especies vegetales allí existentes, tampoco registró su presencia.

El trabajo desplegado, acota la especialista, tiene su basamento en la ejecución desde hace cuatro años del proyecto Mejorando la prevención, control y manejo de especies exóticas invasoras en ecosistemas vulnerables en Cuba, auspiciado por organismos internacionales de las Naciones Unidas y coordinado por el Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

Precisa la bióloga que en la costa sur espirituana, al inicio, se encontraban hasta seis ejemplares por cada biotopo

—zona marina— y en estos últimos tiempos el monitoreo arroja dos ejemplares.

“La especie no se ha eliminado y ya eso no ocurrirá, lo que hacemos es un control porque, además del veneno que acumula en sus espinas, resulta un depredador que se alimenta mayormente de peces y eso impacta en el ecosistema; también profundizamos en su estudio, reforzamos el trabajo educativo ambiental con la población del litoral y hemos incorporado al resto de los públicos considerando la gran afluencia allí de personas de toda la provincia”, explica Yéssica Portal

Agrega que el pez león, nombrado Pterois volitans, no es agresivo y la toxina no es letal al ser humano, aunque las reacciones ante la hincada con las espinas venenosas están en dependencia de la respuesta inmunológica y conductual de la persona. “En caso de contacto, lo recomendado es salir inmediatamente del agua, enjuagar bien la zona afectada y colocar esa parte dañada en agua caliente —unos 40 grados Celsius— porque el calor inhibe el efecto del veneno, hasta tanto se reciba asistencia médica”.

La estructura del fondo rocoso, la temperatura del agua y otras características marinas del área, conforman un hábitat favorable para el desarrollo de la especie invasora, oriunda del océano Índico-Pacífico y diseminado por toda la costa cubana, el Caribe y la Florida.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.