Periódico de Sancti Spíritus

Convenio Integral de Cooperación Cuba-Venezuela: 15 años de hermandad

Gracias al convenio de cooperación firmado en Caracas por Fidel y Chávez se han salvado más de 1 750 000 vidas, según cifras del Ministerio de Salud de Venezuela

 Fidel y Chávez firmaron un acuerdo de cooperación integral, en el Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores, el 30 de octubre del 2000. (Foto: Prensa Presidencial)

Fidel y Chávez firmaron un acuerdo de cooperación integral, en el Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores, el 30 de octubre del 2000. (Foto: Prensa Presidencial)

El Convenio fue firmado en Caracas el 30 octubre del 2000 por el Comandante en Jefe Fidel Castro y el líder de la Re­volución Bolivariana, Hugo Chávez, animados por el deseo de fortalecer los tradicionales lazos de amistad entre los dos países.

Según el texto, que aparece íntegro en el sitio web de la Embajada de Cuba en Venezuela, las partes firmaron el pacto “conscientes de su interés común por promover y fomentar el progreso de sus respectivas economías y las ventajas recíprocas que resultan de una cooperación que tenga resultados efectivos en el avance económico y social de los respectivos países y la integración de América Latina y el Caribe”.

Asimismo, impacta los sectores de deporte, energía, cultura, agricultura, educación y salud, dio prioridad a estos dos últimos con la creación de la Misión Barrio Adentro, el Pro­grama de Formación de Médicos Latinoamericanos, la Misión Milagro, que nació cuando el convenio cumplía sus primeros cuatro años; y la Misión Sonrisa.

El convenio tiene seis artículos en los cuales se estima, por ejemplo, que para la ejecución de proyectos de cooperación, “se considerará la participación de organismos y entidades de los sectores públicos y privados de ambos países y, cuando sea necesario, de las universidades, organismos de investigación y de organizaciones no gubernamentales”. Entre otros asuntos, estipula que Cuba ofrece gratuitamente a Venezuela los servicios médicos, especialistas y técnicos de la salud para prestar servicios en lugares donde no se disponga de ese personal”. La parte venezolana cubrirá los gastos de alojamiento, alimentación y transportación interna.

Apuesta igualmente a un “mecanismo para el cumplimiento y seguimiento de las acciones de cooperación previstas en el presente Convenio”, por lo que “las partes establecerán una Co­misión Mixta integrada por representantes de ambos Go­biernos, que se reunirá alternativamente cada año en Caracas y La Habana”.

Dicha Comisión Mixta establecerá grupos ejecutivos de trabajo bajo la responsabilidad de los ministros respectivos de cada país para viabilizar las relaciones de cooperación en los diferentes sectores definidos en el presente Convenio.
La primera acción del Convenio se materializó 30 días después de su firma con el arribo, el 30 de noviembre del 2000, del primer vuelo del Programa de Atención a Pacientes venezolanos en Cuba.

En aquella oportunidad arribaron 46 pacientes y 45 acompañantes. Desde entonces cada año el programa fue creciendo. Hasta el 2014 se habían salvado más de 1 750 000 vidas, realizado 780 millones de consultas médicas y 477 vuelos con destino a Cuba, beneficiando a 60 000 personas, acorde con la viceministra venezolana para la Suprema Felicidad Social del Pueblo, Carolina Cestari.

La red de atención médica supera en ese periodo los 10 000 consultorios en barrios, caseríos, zonas rurales e incluso urbanizaciones, logrando salvar la vida de más de 1 750 000 venezolanos, según cifras del Ministerio venezolano para la Salud.


Comentarios

3 Respuestas to “Convenio Integral de Cooperación Cuba-Venezuela: 15 años de hermandad”
  1. Jose dice:

    Felicidadez a todos los companeros que han contribuido a la prosperidad de ese hermano pais.
    Todos los venezolanos están muy satisfechos en tener la solidaridad del pueblo cubano.

  2. Osmel dice:

    Yo fui fundador de la Misión Ribas en Venezuela, el 4 de noviembre de 2003. A partir de esa fecha me desempeñé como Asesor Principal de esta Misión en el Estado Carabobo y contribuí a declarar a este Estado libre Analfabetismo, en octubre de 2005. Con tristeza me vienen a la memoria estas contribuciones, porque desde que terminé nadie se ha encargado de reunir a los fundadores (en Cuba) para remorar alegres y duras experiencias y compartir con los compañeros que acompañaron en esta noble tarea, simplemente, fue una etapa de la vida que solo recuerda el que estuvo allí. Fue una experiencia inolvidable y gesto humano y de infinito amor. Gracias


Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.