Playas espirituanas en la preferencia de los vacacionistas

Niños, jóvenes y adultos prefieren bañarse en las playas.
Niños, jóvenes y adultos prefieren bañarse en las playas.

Las playas ubicadas en el sur espirituano se convierten en una atractiva oferta durante la actual etapa veraniega, ante las escasas precipitaciones que impiden el esparcimiento en otras áreas de baño, tradicionalmente muy frecuentadas.
Hasta la Península Ancón, reconocida como uno de los mejores balnearios de la porción sureña de Cuba por las características de sus aguas y arena, y La Boca, comunidad donde se sitúan la mayoría de las casas de descanso del territorio, llegan cada día miles de turistas nacionales y extranjeros, en busca de diversión sana y un buen “chapuzón”.
Sin importar las altas temperaturas que durante estos meses castigan a Cuba, niños, jóvenes y adultos prefieren bañarse en las playas –a cualquier hora del día-, caminar por la arena o simplemente, solearse un poco, sobre todo los fines de semana cuando se incrementa la transportación de pasajeros hacia esos sitios mediante diversos medios.
Al decir de la Comisión Provincial de Recreación, este año en ambos sitios se percibe una mayor y mejor oferta recreativa y gastronómica, gracias también a la participación del sector por cuenta propia, lo que permitió diversificar las opciones.
Lídice Rodríguez y su madre Mara León, quienes llevan tres días hospedadas en La Boca, reconocieron la variedad de propuestas presente en esa comunidad, principalmente en el tema de los comestibles; sin embargo, a juicio de Bárbaro Rodríguez, pudieran incrementarse aún más los juegos de participación, a partir de la intervención de los promotores.
Aunque se rigen por la llamada ley de oferta y demanda, para aquellas familias que tenemos hijos pequeños o jóvenes, abundan mucho las confituras, lo que nos alivia un poco, señaló Leó a la AIN.
Nosotros somos del municipio de Yaguajay y casi todos los años, dijo, venimos a la playa dos o tres días, pero en esta ocasión reservamos una semana porque los ríos y cascadas del norte de la provincia, como los de Rancho Querete, por ejemplo, están secos prácticamente, debido a la falta de lluvias.
Igual panorama presentan otras áreas de baño del resto de los territorios espirituanos, lo que ha motivado una gran afluencia hacia las zonas costeras.
Especialistas del servicio de Dermatología del Hospital General Universitario Camilo Cienfuegos, precisaron a la prensa local, que las personas que acudan a la playa deben protegerse de las radiaciones ultravioletas con prendas de algodón de mangas largas y utilizar protector o bloqueador solar, para evitar enfermedades en las zonas expuestas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.