Periódico de Sancti Spíritus

Resaca de un año

En el 2014 —como en el anterior y en el anterior…— Sancti Spíritus se ha ido rescribiendo con esos trazos de realidades diversas que han salido de las plumas de los espirituanos que decidieron tocar los buzones postal y on line de Escambray.

Ustedes, quienes nos leen, han escrito las 47 secciones que se publicaron durante este año. Y no es eufemismo, porque “Cartas de los lectores” se escribe, esencialmente, desde las palabras de nuestros lectores.

Por eso no han faltado líneas para denunciar los incurables salideros de agua potable, las deudas con la vivienda y las chapucerías en la reconstrucción de no pocas casas, el peloteo en la entrega de subsidios, el irrespeto a los llevados y traídos derechos del consumidor y hasta temas tan sensibles como la calidad de las flores de las coronas fúnebres.

No han sido los únicos. En ese desvelo por darle voz a los otros, en “Cartas…” se han escuchado —y canalizado— los reclamos ante inconformidades con asignaciones telefónicas, las preocupaciones sobre el deterioro de bustos y monumentos a mártires, las inquietudes por los altibajos de la distribución de los productos de aseo liberados en la serranía trinitaria, las denuncias por la mala prestación de los servicios y los agradecimientos por los servicios prestados en varias instituciones de salud de la provincia…

Pero si algo ha distinguido a la sección en el pasado año —más allá de ese termómetro social que en realidad es— han sido los intentos por ensanchar esa armazón de letras que la componen con la publicación de varias misivas en una misma columna —en 18 ocasiones ocurrió— o con el abordaje de temas polémicos desde el prisma de la más profunda investigación periodística como sucedió en los nueve espacios que vieron la luz con estas características para tratar la preocupante contaminación del río Yayabo o los remiendos malogrados en el acueducto cabaiguanense o la impunidad de los desechos equinos por doquier…

Aunque casi siempre es excepción y no regla, por suerte, el pasado año varias de las misivas compartidas en “Cartas…” no encontraron oídos sordos. En ese lapso, más que en otras ocasiones, organismos estatales también escribieron para dar respuestas y esclarecer dudas ante asuntos escabrosos que los implicaban; de ahí que en la sección también se les diera acuse de recibo a las letras de Acueducto y Alcantarillados —que valga reconocer su prestancia a abrir puertas—, a Cimex, a la Empresa Provincial de Correos de Cuba, a la Empresa Provincial de Farmacias y Ópticas, a la División Territorial de Copextel, a la Empresa de Campismo Popular Sancti Spíritus y al Consejo de la Administración Municipal de Sancti Spíritus.

Y porque el diálogo es acaso la esencia de “Cartas…” y porque tampoco el espacio se cree con la última palabra, también cedió al derecho a réplica y compartió los argumentos de Alabastor —entidad que disintió con el trabajo “Burocracia, ¿renovable?”— o de la Dirección Provincial de Salud que discrepó de “Sombra en la urgencia”, carta que abordaba la inconformidad de una madre ante los servicios médicos prestados en el Hospital Pediátrico Provincial.

La polémica tiene las puertas abiertas siempre. Por eso “Cartas de los lectores” se rescribe desde la cotidianidad, en los cauces mismos de los contrapuntos constantes que implica vivir hoy. Y estamos en deuda, sobre todo, con las epístolas que se han quedado a la espera en el buzón, debido a tan poco espacio para tantas líneas que llegan sin cesar. Mas, reconforta saber que pese a tales adeudos todavía hay gente que confía y escribe, porque sabe que este catalejo siempre mira lo que otros no ven.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.