Trinidad: Escena final del festival de cineclubes y jóvenes realizadores

El municipio de Fomento se alzó con el premio en la categoría de creación y la cabecera provincial con el de apreciación crítica en la XII edición del certamen.

trinidad, cine clubes, jovenes realizadores
Los ponentes de los municipios debatieron acerca del documental con estudiantes trinitarios. (Foto: Carlos Luis Sotolongo Puig)

La dramaturgia del guión, la impactante historia de vida, el acertado uso de los códigos audiovisuales constituyeron los ingredientes principales que aplicaron Manolo Lara Rodríguez y Yunier Rodríguez cuando se dispusieron a realizar el documental Teresa, realización que obtuvo el premio en la categoría de Creación en el XII evento provincial de cineclubes y jóvenes realizadores.

Así llegó la última toma de la fiesta de las cámaras espirituanas que tuvo lugar por estos días en la Ciudad Museo del Caribe, sede del encuentro por tercera ocasión.

En el apartado de Apreciación Crítica el laureado resultó el espirituano Carlos Alberto Castro por sus valoraciones en torno a ¿La cosa?, de Juan Carlos Travieso. Igualmente recibieron mención Miguel Enrique López, de Jatibonico, y Rafael Salinas, procedente del cineclub de Taguasco.

El jurado, integrado por Manuel Porto, Mirtha Ibarra y Luis Rey Yero, reconoció también las piezas de Yoislén Cárdenas, Gender Hernández, José Fernández y Yumaika Piedra; obras que “demuestran las inquietudes artísticas de quienes son el futuro de Sancti Spíritus en las producciones audiovisuales, y desde sus respectivas comunidades continuarán documentando para el mañana”.

La cita cultural incluyó también peñas artísticas y visita a lugares emblemáticos del terruño sureño, donde los asistentes conocieron acerca de los valores que han permitido a realizadores y directores del séptimo arte convertir a la villa en escenarios de diversas producciones nacionales y extranjeras, entre las que figuran clásicos del cine cubano como Lucía, de Humberto Solás.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.