Abrió en Cuba el primer hotel gestionado por una cadena de EE.UU.

Ubicado en el barrio de Miramar, el Four Points by Sheraton comenzará a trabajar  con gestión de la cadena Starwood en asociación con la empresa estatal cubana Gaviota

cuba, relaciones cuba-estados unidos, turismo, cuba-estados unidos
Vista del Four Points by Sheraton, antes Hotel Quinta Avenida.

El “Four Points by Sheraton” de La Habana, primer hotel administrado por una cadena estadounidense en Cuba en más de 50 años, comenzará a trabajar  con gestión de la cadena Starwood en asociación con la empresa estatal cubana Gaviota, tras una ceremonia para el cambio de nombre.

Ubicado en el barrio de Miramar, el hasta hoy “Hotel Quinta Avenida” forma parte del contrato firmado entre la empresa estadounidense y Cuba para gestionar dos hoteles en la capital, el primer acuerdo de este tipo desde 1959, anunciado en la víspera de la visita del presidente de EEUU, Barack Obama, en marzo pasado.

Según confirmaron a Efe fuentes de la cadena, desde el martes el hotel empieza a trabajar con su nueva denominación y los huéspedes que así lo deseen podrán comenzar a reservar por internet en la web oficial del establecimiento.

De forma paralela se realizarán remodelaciones en el edificio, acordes con la visión y los estándares del servicio de “Four Points by Sheraton”, una división de Starwood dedicada principalmente al turismo de negocios.

Antes de que finalice el año, Starwood también asumirá la gestión mixta del “Hotel Inglaterra”, de la hotelera local “Gran Caribe” y ubicado en una posición privilegiada de La Habana Vieja, que pasará a integrarse en “La Colección de Lujo” de la cadena.

El grupo hotelero estadounidense también anunció en marzo que esperaba cerrar otro trato con la cubana “Habaguanex”, empresa que trabaja en el centro histórico de La Habana, para incluir también en su “Colección de Lujo” al “Hotel Santa Isabel”, un vistoso palacete colonial situado frente a la bahía de La Habana.

En coincidencia con el anuncio del deshielo entre Cuba y Estados Unidos, en diciembre de 2014, la isla ha experimentado un boom en la llegada de visitantes extranjeros, que superó los 3,5 millones de turistas en 2015 y que en lo va de 2016 ya suma más de 2 millones.

El aumento de visitas pronosticado para este año se traducirá en una presumible demanda de alojamientos en el país, que en la actualidad dispone de 62.000 habitaciones, de las cuales más del 60 % tienen contratos de comercialización extranjera y un 16 % son gestionadas por empresas mixtas.

Por ello, las autoridades del sector han anunciado sus planes para ampliar hasta 85.000 las habitaciones en 2020, incluidas más de 13.600 previstas para abrir en “polos de sol y playa” durante 2016.

3 comentarios

  1. Cierto, ya el hotel esta disponible en la web de Starwood Hotels al “modico” precio de $200 USD la noche por una persona.

    Todo esto es muy bueno mientras no retrocedamos a los tiempos donde solo los extranjeros podian acceder a los hoteles. Antes porque no se permitian nacionales y ahora porque los nacionales no podran pagarlos.

    • Y que cubano puede ir hoy con 300-400 dolares de salario anual a algun hotel de primera en Cuba?
      A! y ninguno de los hoteles está en manos de los EU….

      • tenia entendido que los cubanos estaban frecuentando los hoteles donde a veces encontraban ofertas de $100 USD o menos la noche pero por lo que se ve ahora el precio se ha duplicado.

        De todas maneras es un paso de avances aunque las condiciones de la reservacion son draconianas. Hay que pagar el costo total por adelantado, la reservacion no se puede cancelar y los costos adicionales tienen que ser pagados en efectivo. Unas reglas muy diferentes a las que tiene Starwood Hotels en el resto del mundo.

        Sobre todo la obligacion de pagar el monto total por adelantado sin derecho a cancelar es ridicula, y solo la aplican para Cuba, y no creo que eso tenga nada que ver con el embargo.

Responder a Coralia Cancelar respuesta

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.