EE.UU.: Trump y Clinton ignoran a los pobres en su primer debate

En un discurso basado en acusaciones más que en propuestas, Trump defendió a los ricos y Clinton su récord personal, empero los pobres no fueron mencionados

estados unidos, elecciones en estados unidos, hillary clinton, donald trump
Trump y Clinton en la Universidad de Hofstra. (Foto: EFE)

Los candidatos a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, por el Partido Demócrata y Donald Trump, por el Partido Republicano, se miden este lunes en su primer debate electoral de cara a los comicios del próximo 8 de noviembre.En el primer bloque del debate los aspirantes defendieron sus propuestas para “poner más dinero en el bolsillo de los trabajadores” y crear más empleo en el país.

La exsecretaria de Estado inició su intervención abogando por la creación de una economía que funcione para todos, es decir que se cree más empleo, se aumente el salario mínimo vital, se iguale el salario entre hombres y mujeres, se tenga acceso a la educación universitaria sin deudas  y sobre todo que los más ricos paguen más impuestos.

Por su parte, el magnate orientó su discurso a la fuga de empleo y de empresas que buscan abaratar costes instalándose en otras naciones. Sobre este respecto, destacó que China y México son los países a los que se están marchando grandes empresas, debido a que tienen leyes que les garantizan mayor ganancia. Es por ello que el candidato defendió la reducción de impuestos para las grandes empresas, lo que según su criterio les aportará mayores ganancias y podrán contratar a más personas.

Cada uno aseguró tener el proyecto que necesitan los estadounidenses para mejorar el país, pero lo cierto es que las encuestas han demostrado que pese a ser los candidatos con mayor apoyo en la actual carrera por la Casa Blanca, son los que menos intención de voto han registrado en una contienda por la presidencia, lo que se traduce en que sus propuestas no logran convencer a la ciudadanía.

La candidata demócrata indicó que su contrincante fue muy afortunado porque hace muchos años recibió un préstamo de su padre para iniciar su empresa y por eso cree que ayudando a las personas a hacer dinero todo estará mejor, pero aseguró que trabajando con la clase media se hará más y se crecerá más.

Trump respondió a esto relatando que en 1975 su padre le dio un préstamo y logró quedar una de las empresas más grandes del mundo, por lo que aseguró que tiene “el pensamiento que necesita este país”.

No obstante, pese a que los debatientes defendieron sus propuestas con las que esperan “mejorar” la economía y “beneficiar” a la ciudadanía, no hicieron mención de los pobres. Sus discursos estuvieron basados en el trabajo con los que más tienen y con la clase media, pero los más vulnerados fueron obviados.

En materia de seguridad, el debate se centró el el asunto de los ciberataques y la lucha contra el terrorismo.

Al respecto, Trump se manifiestó abiertamente en contra de la guerra en Irak y acusó a la exsecretaria de Estado de ser la responsable del surgimiento de los grupos terroristas em el Medio Oriente con la invasión y luego “con el vacío de poder” que dejaron en este país.

“Esto es algo que no dabía haber sucedido y usted (Clinton) estaba como secretaria de Estado”, apuntó.

De acuerdo con Trump. Él es un hombre de negocios, pero su sentido común le ha servido para darse cuenta de que la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) no se enfoca en el terrorismo.

Por su parte, la candidata demócrata acusó a Trump de no presentar alternativas en la lucha contra estos grupos extremistas.

“El no dice alternativas, dice que es un plan secreto, pero el secreto es que no tiene ningún plan”, argumentó.

Asimismo, aseguró que de llegar al poder su Gobierno va a “trabajar más a favor de la paz”, pero además irá en contra de “los abusivos que tratan de interferir en la seguridad de Estados Unidos”.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.