El Niño augura más lluvia (+ Mapa)

Escambray busca la noticia en aras de proporcionar a los lectores el comportamiento climático en esta región central de Cuba a partir de la influencia del evento El Niño, en la actual etapa de sequía

sancti spiritus, meteorologia, lluvias, sequia, evento el niño
Los organismos y la población deben estar pendientes de los pronósticos meteorológicos de la actual temporada, opinó el meteorólogo Freddy Ruiz. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

El meteorólogo Freddy Ruiz, especialista de Pronósticos del Centro Meteorológico Provincial de Sancti Spíritus, desde el pasado mes de octubre alertó a la población a través de los medios de comunicación masiva acerca de que los modelos de pronósticos apuntaban a un predominio del evento océano-atmosférico El Niño Oscilación del Sur (ENOS), en el período poco lluvioso que comenzaría en noviembre del 2015.

Luego de transcurridos los dos primeros meses de la llamada etapa de sequía en Cuba, Escambray dialogó con el especialista a fin de conocer el comportamiento que ha tenido el clima desde entonces y qué se augura en lo adelante.

¿En qué consisten esos cambios y qué repercusión pueden tener en el territorio espirituano?

Hace algo más de dos meses planteamos que los cambios en el comportamiento del estado del tiempo y el clima para los próximos meses estarían determinados por la influencia de un evento El Niño. En tales circunstancias —decíamos— el clima tendría un impacto muy marcado con aumentos notables de los totales mensuales de lluvia, de forma general en el período poco lluvioso o seco, lo que no necesariamente tiene que ocurrir en todos los meses de esa etapa.

Como se ha podido apreciar, ese pronóstico se ha cumplido en los dos primeros meses del periodo poco lluvioso, pues en noviembre y diciembre, computados juntos, los totales de precipitaciones alcanzaron 178.4 milímetros, que representan el 203 por ciento de la media histórica de lluvia de esos meses, lo que distingue ese período como extremadamente húmedo. Diciembre, incluso, fue el más lluvioso del último decenio. Al mismo tiempo, dichos cambios se han reflejado también en una disminución ligera de las temperaturas máximas, no así de las mínimas y, por ende, sin grandes períodos de temperaturas propiamente frías.

Para los meses de enero y febrero se pronostica que se comporten también por encima de su lámina histórica. De hecho, en enero, hasta el cierre del día 14, la provincia acumulaba 37.0 milímetros, para el 94 por ciento, aunque este es el tercer mes menos lluvioso del año y en el último decenio se ha comportado por debajo de su lámina promedio. No obstante, el evento ENOS continúa intensificándose en el Pacífico Ecuatorial y el impacto del mismo genera incremento de las precipitaciones en gran parte de Cuba y, específicamente, en la región central.

Por otra parte, durante el transcurso de este mes suelen predominar las masas de aire frío de origen continental, que se establecen con posterioridad al paso de los frentes fríos y por ende se presentan días fríos, alternando con períodos frescos y otros ligeramente cálidos. Históricamente enero es el mes más frío en Cuba, aunque este año no debemos tener un típico invierno cubano, más bien temperaturas frescas, de ahí que se prevea un clima cálido para la época.

Con la presencia de El Niño, es normal que se produzca un aumento en la formación de bajas extratropicales en el Golfo de México, con mayor frecuencia e intensidad de eventos severos (tormentas locales severas) con granizos, vientos y lluvias intensas, tornados e inundaciones costeras en zonas bajas del litoral norte, lo cual fundamentalmente debe ocurrir en el trimestre enero-marzo.

Debemos destacar que el actual evento ya tiene categoría de fuerte y se prevé que pueda llegar a la de muy fuerte, categoría solo alcanzada desde 1950 por los eventos extremos de 1982-1983 y 1997-1998. Típicamente los eventos ENOS alcanzan su máxima intensidad a finales de año o a comienzos del siguiente.

Quizás un ejemplo de lo que pudiera suceder en los próximos meses es precisamente el arribo al territorio espirituano de los primeros tres frentes fríos de la temporada; el primero de ellos comenzó el lunes 23 de noviembre, cuando se produjeron numerosas lluvias, que llegaron a ser localmente intensas en algunos puntos, como ocurrió en la Estación Meteorológica de El Jíbaro, en el municipio de La Sierpe, donde en apenas tres horas se registraron 111.4 milímetros.

¿Cómo cerró el período lluvioso en la provincia?

El período lluvioso del año, comúnmente conocido como primavera, independientemente de que hubo meses más lluviosos que otros, finalizó en la provincia con un comportamiento normal, toda vez que los acumulados de lluvia (1 039.3 milímetros) representaron el 91.6 por ciento de la media histórica (1 134.1 milímetros).

evento el niño

¿Se mantiene entonces la sequía en Sancti Spíritus?

Como se conoce, existen varios tipos de sequía en dependencia de los intereses que la analicen, a saber hay cuatro fundamentales: la meteorológica, la hidrológica, la agrícola y la social o económica. De la sequía meteorológica, que es la que nos ocupa, como especialista en Meteorología, podemos decir que en estos momentos no existe en la provincia de forma general, aunque muy puntualmente pudiera haber lugares en que exista un pequeño déficit de precipitaciones, como sucedió meses atrás.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.