Exhorta Dilma Rousseff a defender la democracia en América Latina

La expresidenta brasileña Dilma Rousseff llamó a defender la democracia alcanzada por los pueblos latinoamericanos ante la ofensiva neoliberal de la derecha

Dilma manifestó sentirse preocupada porque lo que está ocurriendo en América Latina 'sea un proceso con características continentales'.
Dilma manifestó sentirse preocupada porque lo que está ocurriendo en América Latina ‘sea un proceso con características continentales’.

 

A gritos de ‘Dilma, olé, olé’ y una fuerte ovación, miles de trabajadores afiliados a la central sindical PIT-CNT , en acto por la Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo, dieron la bienvenida en la plaza Libertad a la exgobernante, quien hace apenas dos meses fue víctima de un golpe de Estado parlamentario orquestado por los centros de poder de su país.

‘Es un honor’ haber sido convidada a este acto organizado por los trabajadores uruguayos, dijo y enfatizó que fue a Uruguay para reafirmar la importancia de la democracia en nuestra región, la cual ‘está corriendo riesgo’, expresó.

Ratificó que en Brasil ‘fue consumado un golpe de Estado parlamentario contra ‘una presidenta electa por 54 millones de votos’. ‘No es verdad que no hubo un golpe’, sentenció.

Rousseff subrayó que sin democracia no hay como luchar por la igualdad, la solidaridad y colaboración de nuestros pueblos, y manifestó sentirse preocupada porque lo que está ocurriendo en América Latina ‘sea un proceso con características continentales’.

La exmandataria apuntó que la democracia es una victoria de todos los pueblos de la región y una de las mayores ‘construcciones de independencia y autonomía’ alcanzada por los latinoamericanos.

El rol de la democracia es, sobre todo, que ‘nos sintamos como personas con igualdad de derechos’, subrayó, y aseveró que hoy más que nunca se necesita de la solidaridad y cooperación como ‘base de la lucha de los trabajadores’.

No podemos aceptar que nos reduzcan a individuos aislados, que no construyen lazos, ni la solidaridad más elemental entre seres humanos, enfatizó.

Al referirse a la situación de su país, Dilma señaló que existe una ‘una tentativa de retroceso, de volver a una situación pasada’ con la eliminación de las conquistas sociales logradas por la población brasileña en programas como la vivienda y la salud.

‘Me siento muy feliz de estar aquí y ver la solidaridad del pueblo uruguayo’, manifestó, y destacó las cualidades como dirigente del expresidente uruguayo José Mujica y de un país ‘que tiene todas las condiciones para ayudar a transformar la vida de los pueblos latinoamericanos’.

Como parte de su agenda en Uruguay, Rousseff participará también en un almuerzo en la sede del oficialista Frente Amplio junto al vicepresidente de la República, Raúl Sendic, los principales dirigentes de la organización política y representantes de los sectores de base de la colación de izquierda.

Asimismo, será declarada ciudadana ilustre de Montevideo, ofrecerá una conferencia de prensa y participará allí mismo en un acto público denominado ‘Yo defiendo la democracia’.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.