Homenaje al eterno escritor

Sin grandes protocolos, con la presencia de quienes más lo quisieron, se despidió, oficialmente, a Julio Crespo Francisco

sancti spiritus, cultura, literatura, escritor, uneac
Amigos y familiares asistieron a la exequias de Julio Crespo Francisco. (Foto: Lisandra Gómez/ Escambray)

Justo en uno de los lugares que más amó: la Biblioteca Provincial Rubén Martínez Villena, de Sancti Spíritus, amigos, familiares y lectores de siempre se reunieron para decirle adiós a Julio Crespo Francisco, uno de los escritores más importantes del territorio.

En un ambiente fraternal, tal y como transcurrió su vida, anécdotas insospechadas, fotos históricas, chistes originados por su singularísimo humor y el respeto eterno acompañaron el homenaje a quien con sus letras cautivara a diferentes generaciones.

“Tiene en su haber, en primer lugar, que configuró un pensamiento auténtico desde la literatura de su tiempo. Es, sin temor a equívocos, uno de los autores fundamentales de la literatura infantil- juvenil cubana. Reconfiguró el mapa de lo que hoy se conoce como literatura científico-técnica con su texto De dónde vienen los niños. Vacaciones en la arrocera incluyó temas que hasta ese momento no se concebían las creaciones para los infantes. Mientras Caso tamarindo marcó una pauta en el modo de escribir”, expresó profundamente emocionado Rigoberto Rodríguez Entenza.

Por su parte, Marcos Antonio Calderón, presidente del Comité provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en Sancti Spíritus lo evaluó como un ser excepcional.

 

“Te puedo asegurar que no ha existido y aún en el horizonte no se percibe una figura tan recia y tan vigorosa para el arte espirituano como Julio. Es el ícono que todos debemos seguir, tanto en lo humano como en la intelectualidad”, añadió.

Y si de compañeros de causa se trata, Julio Llanes, compatriota de obras para el público infantil asistió a las exequias, repleto de anécdotas.

“Todos los escritores le debemos algo a Crespo porque fue quien inició este movimiento tras el triunfo de la Revolución. Siempre lo recuerdo muy jovial y, revisando unas fotos que le donaré a la familia, me percaté que jamás se le vio triste por lo que le debemos recordar así”, dijo.

Julio Crespo Francisco permanecerá en cada página de sus libros; en el suceso más mínimo de la historia cultural de Sancti Spíritus porque supo, sin dudas, ser un hombre capaz de responder consecuentemente a su contexto.

One comment

  1. Trabajó en Ediciones Luminaria y ciertamente era una persona simpática.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.