¿Intereses bancarios gratis? (+ Fotos)

sancti spiritus, banco de credito y comercio, bandec, cooperativa de produccion agropecuaria, ubpc, cpa, ccs
Las nuevas facilidades ofrecidas para créditos agropecuarios ya despiertan el interés de los clientes. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Para desarrollar las producciones del campo como precisa el país se necesita dinero, bastante dinero. Durante años los agropecuarios cubanos se quejaron de las elevadas tasas de interés que gravaban sus créditos. Recientemente, entró en vigor una disposición gracias a la cual el Estado asume parte o la totalidad de estos pagos con vistas a estimular ese sector.

El Banco de Crédito y Comercio (Bandec) en el territorio, institución líder en la atención a este segmento, ofrece detalles a Escambray de esa y otras novedades a través de las respuestas de Erix García, jefe del Departamento de Banca Agropecuaria, y Avelina Palleiro, directora de su sucursal en Yaguajay.

 

Experimento bancario en sector tabacalero espirituano

¿Qué nuevas facilidades ha puesto Bandec a disposición de los clientes para mejorar el acceso a los créditos agropecuarios?

A partir de enero del 2016 entró en vigor la Resolución 7 del Banco Central de Cuba que flexibiliza la tasa de interés, el 50 por ciento de esta la asume el presupuesto del Estado. Por ejemplo, cuando el interés es del cinco por ciento el productor paga el 2.5 por ciento y el Estado el otro 2.5 por ciento. Esta disposición también flexibiliza el período de vigencia del crédito en el caso de la mejora y ceba de ganado, que antes era de 18 meses y ahora es 36 meses. Todo esto es para incentivar la producción. El Banco no pierde porque el Estado asume la mitad del pago del interés y así se beneficia el campesino.

¿Esta ventaja se aplica en todos los créditos de producción agropecuaria?

Se aplica en el caso de los granos (maíz, frijol, arroz y sorgo) y de las viandas (yuca, malanga, boniato, plátano y papa). Incluye también la ganadería vacuna, bufalina y avícola. Por ahora, solo para estos.

¿Con esa posibilidad únicamente se benefician los campesinos propietarios de tierras?

No, también los usufructuarios de tierras, las Cooperativas de Créditos y Servicios (CCS), las Cooperativas de Producción Agropecuaria (CPA), las Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC) y las empresas estatales.

sancti spiritus, banco de credito y comercio, bandec, cooperativa de produccion agropecuaria, ubpc, cpa, ccs
Erix García, jefe del departamento de Banca Agropecuaria, y Avelina Palleiro, directora de la sucursal en Yaguajay, ambos representantes de Bandec en el territorio. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

En el caso de los créditos para inversiones, ¿qué por ciento de interés deben abonar y cómo se amortizan ahora?

Bandec: Este crédito tiene un período de tres y más años de vigencia. Se entrega para compra de equipos como tractores, carretas e implementos agrícolas, construcción de embalses, de instalaciones pecuarias, cercas; es para inversiones que necesitan un plazo más largo para su recuperación. También se otorga para el pie de cría del ganado lechero, con un término de vigencia del crédito de hasta 10 años.

El interés es del 7 por ciento y el presupuesto del Estado también asume el 50 por ciento de ese pago. En este caso lo más novedoso es que se incluye el desmonte de marabú.

El marabú constituye uno de los mayores obstáculos para el desarrollo agrícola en Cuba. ¿Cómo las nuevas posibilidades crediticias benefician su eliminación?

Se aplican solo con vistas al desarrollo de la producción ganadera. Existen tres categorías para clasificar la infestación de las áreas con marabú: ligero, mediano y pesado. En dependencia del tipo de infestación es el plazo de amortización y el pago de la tasa de interés, que en este caso es del siete al nueve por ciento. En la infestación ligera es hasta 10 años el plazo de amortización y la tasa de interés la asume el presupuesto en un 50 por ciento. En la mediana es hasta 15 años y la pesada hasta 20 años; en ambas el ciento por ciento del interés lo asume el presupuesto del Estado. Los productores tienen que pagar el monto que solicitan, pero no el interés. Pueden acogerse a esta opción desde el productor privado hasta el sector empresarial.

¿Quién define y clasifica el tipo de infestación de las áreas?

La Agricultura es la que certifica el tipo de infestación que tienen las áreas y nosotros le hacemos una visita de verificación.

¿La base productiva conoce todas estas nuevas facilidades?, ¿qué impacto han conseguido?

Hemos desarrollado encuentros con los mayores productores, incluidas las cooperativas y las UBPC. Ya tenemos más de 170 créditos aprobados con estos beneficios, con un monto superior a los 60 millones. Puede parecer poco, pero hay que ver el tiempo en que estamos del año, es sequía, luego viene por ejemplo la campaña de primavera de arroz, y se incrementan los préstamos.

Recientemente el Banco también ha comenzado a otorgar créditos para pagar a los productores, ¿en qué consiste esta opción y por qué surgió?

Esos son los créditos de comercialización. Antes surgió el pago por factura para viabilizar la cadena de impagos a los productores, pero las entidades acopiadoras en su mayoría demoraban más de 60 días para pagarles. A partir del tercer trimestre del 2015 nosotros empezamos a otorgar créditos de comercialización que iban cubriendo ese espacio. Comenzamos por el pago de la leche, dadas las demoras del Lácteo. Los productores del sector privado y de la parte estatal se benefician. Ese crédito ha tenido muy buena acogida porque ha ido resolviendo un problema de atraso en el pago.

Ya lo aplicamos en toda la provincia en mayor o menor medida. Se decidió incrementar para la parte porcina, cultivos varios, ganado vacuno. Tenemos 28 créditos de comercialización aprobados, de ellos la mayoría en Yaguajay.

¿Esta experiencia en el país comenzó por Sancti Spíritus?, ¿qué tasa de interés y qué tiempo de amortización tiene este préstamo?

Compañeros de la Oficina Central vendrán próximamente acá interesados en esa experiencia, al parecer solo se ha aplicado aquí. Este crédito tiene de vigencia hasta un año. La tasa de interés es de un cinco por ciento, aunque se pudiera bonificar.

¿Y ese cinco por ciento de dónde sale?, ¿con este crédito los productores pagan un interés para cobrar su dinero, para asumir una ineficiencia de la empresa estatal?

Ellos se lo descuentan al campesino que está dispuesto a pagar esa cifra en dependencia de lo que venda para que le paguen más rápidamente. Al campesino le gusta vender y que le paguen, lo necesita porque ese es su salario, que utiliza para hacer compras de lo que él no produce. Para él es mucho esperar incluso 30 días. Nosotros lo que hacemos es agilizar eso. El Lácteo, Comercio, el Cárnico, Acopio son entidades que generalmente no tienen una situación económica con solvencia y los procesos de conciliación son dilatados. Ese espacio lo ocupamos nosotros, no solo porque nuestro negocio es prestar dinero y ganar, sino también para resolver esta problemática.

sancti spiritus, banco de credito y comercio, bandec, cooperativa de produccion agropecuaria, ubpc, cpa, ccs
Este año comenzaron nuevas facilidades en los créditos para eliminar el marabú en áreas ganaderas. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

¿En qué consiste la otra experiencia de otorgar un crédito único a la cooperativa Sergio Soto, de Cabaiguán, para la producción de tabaco?

Esa experiencia de crédito único comenzó por Pinar del Río, que es una zona altamente productora de tabaco. En Cabaiguán buscamos una cooperativa con una junta directiva y un aparato económico fortalecido, con mucha experiencia. Son 39 productores y de ellos 32 se acogieron al crédito, los otros siete nunca lo han utilizado. Esto es para eliminar un poco la documentación, de la cual los campesinos se quejan mucho. Eliminamos 31 solicitudes —es decir, 31 expedientes de créditos que incluyen diferentes documentos—, e hicimos una sola. La cooperativa tiene el control de lo que va a sembrar cada productor, lo que necesita, su ficha de costo, todo. Pidieron un solo crédito de más de un millón de pesos. Eso comenzó en la pasada campaña, le hemos dado un seguimiento y hasta ahora los productores están muy contentos, no tienen que ir al banco, va el económico de la CCS y distribuye el dinero según las necesidades planificadas. De ser positiva la experiencia queremos extenderla a otras cooperativas e incluir otras producciones, pero se requiere de un cliente que tenga confiabilidad alta y personal calificado porque implica la manipulación de un monto considerable de crédito.

¿En este caso la cooperativa se convierte en una especie de sucursal del Banco?

Exactamente, la CCS representa al campesino. Las tasas de interés y los plazos de amortización se mantienen. Esto hay que hacerlo con tacto, exigencia y un control exquisito. Estamos en fase de experimentación.

En medio de tantas transformaciones, ¿qué ha hecho el Banco para disminuir el papeleo sin dejar de controlar porque los clientes aún se quejan de tantas exigencias?

Hemos hecho varias propuestas a los niveles superiores para ir eliminando documentos. No se puede quitar todo de una vez. Se ha tratado de minimizar la documentación, pero todavía es bastante. Esto no solo perjudica a quien lo pide sino a nosotros que tenemos que revisar y manipular muchos papeles. Ello implica gasto de recursos, de tiempo y para avanzar hay que minimizarlo. En todas partes del mundo se argumenta por qué y para qué se pide el crédito y después hay que darle seguimiento. No estamos cruzados de brazos, cada propuesta que ha surgido se ha trasmitido, pero para darle legalidad a un trámite de entrega de dinero siempre será necesario exigir documentación.

One comment

  1. Creo que debieran explicar mejor , en el caso del crédito de comercialización, porque no es lógico, como se entiende de lo expresado en el articulo, que los productores tengan que pagar un interés para poder cobrar lo que producen, es como si les pagaran menos que lo que le corresponde, supongo que sea Acopio , el Lécteo, etc. quien tenga que pagar un interés para poder tener el dinero con que pagar lo que debe, es lo que sería correcto, de otra forma parece una estafa.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.