Jóvenes cubanos debaten documentos del Congreso partidista

El Comité Nacional de la UJC evaluó el estado de cumplimiento de los acuerdos del X Congreso de la organización y debatió sobre la conceptualización del modelo económico y social cubano

Intervenciones de los delegados en el Tercer Pleno del Comité Nacional de la UJC. (Foto ACN)
Intervenciones de los delegados en el Tercer Pleno del Comité Nacional de la UJC. (Foto ACN)

Durante el tercer Pleno del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas celebrado en el capitalino Centro de Convenciones Lázaro Peña, los 103 miembros que lo componen repasaron el estado de cumplimiento de los 59 acuerdos, de los cuales 14 fueron ya plenamente cumplidos.

Yuniesky Crespo, primera secretaria de la UJC en la isla, instó a los participantes a continuar trabajando para cumplir con lo acordado en la magna cita de los jóvenes cubanos, pero sobre todo a llamó a resaltar los valores históricos de la nación, vitales para que la Revolución se mantenga firme.

De acuerdo con Crespo, la postura de la juventud cubana es y será defender los principios de una Revolución auténtica, que se construyó con y para el beneficio del pueblo.

En su intervención Crespo enfatizó que los acuerdos alcanzan a toda la red de movimientos y organizaciones juveniles, estudiantiles y al conjunto de influencias de la juventud comunista en el cumplimiento de su responsabilidad en la formación integral de las nuevas generaciones.

De igual forma, debatieron profundamente los proyectos de Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista y el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030, propuesta de visión de la nación, ejes y sectores estratégicos, aprobados por el VII Congreso del Partido Comunista.

La víspera, la organización juvenil consagró a la cultura como uno de sus principales centros de acción, en aras de defender los valores, la identidad nacional y la cubanía.

Con la presencia del primer vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, intercambiaron ideas sobre la participación juvenil en la política cultural cubana y manifestaron la necesidad de incrementarla y perfeccionarla, como vía para garantizar la continuidad histórica de la Revolución iniciada en 1959.

Los participantes coincidieron que actualmente, ante el cúmulo de productos seudoculturales que reproducen e imponen patrones capitalistas de consumo, no queda otra alternativa que fortalecer la identidad nacional y los principios.

Frente a esas expresiones de colonialismo cultural, dijeron, los retos ideológicos se acrecientan, pero aseveraron que la UJC puede hacer mucho a partir de las expresiones culturales, de conjunto con las organizaciones estudiantiles y los movimientos juveniles, para contribuir a transformar esa realidad.

Asimismo, reconocieron la necesidad de revitalizar y jerarquizar lo mejor de las tradiciones culturales y símbolos de identidad de Cuba, en medio de continuos planes para deformar los valores de su pueblo y especialmente las nuevas generaciones.

Como respuesta a ello, el Comité Nacional se comprometió a involucrar más activamente a las filas de la UJC en la consolidación de la cultura como ‘verdadero escudo y espada de la nación’.

Sobre todo lo discutido, el primer vicepresidente opinó que se trata de un debate enaltecedor, muestra de que los jóvenes cubanos comprenden la importancia de la cultura para el desarrollo y fortaleza de todo país.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.