Maduro: El pueblo está esperando respuestas que nos corresponden a todos

El presidente Nicolás Maduro, entregó a la Asamblea Nacional, de directiva opositora al Gobierno, un decreto de emergencia económica y pidió el apoyo para que lo sancione

Maduro llamó a la unión del pueblo venezolano a fin de  superar las adversidades económicas que atraviesa Venezuela. (Foto AVN)
Maduro llamó a la unión del pueblo venezolano a fin de superar las adversidades económicas que atraviesa Venezuela. (Foto AVN)

Como parte de su mensaje anual Memoria y Cuenta de 2015, Maduro señaló este viernes que frente a la compleja situación, estamos obligados a dar un salto sostenido, nacional y entre todos de una economía rentista agotada a una productiva, subrayó.

Sobre esta medida, el diputado de derecha y titular del Parlamento, Henry Ramos Allup, precisó que como establece la Constitución cuenta con ocho días para el debate en plenaria del documento.

Sobre esa resolución, Maduro alertó que el pueblo está esperando respuestas y nadie piense que esas soluciones corresponden a un solo sector, apuntó. Nos corresponde a todos en un proceso sostenido, de encuentro, comentó.

En ese sentido, llamó a la unión, a una nueva cultura del trabajo que permita al país superar las dificultades que atraviesa, producto de factores como la debacle de los precios del petróleo y la guerra económica que impulsa la burguesía.

También destacó que la Revolución Bolivariana es un modelo inclusivo que ha promovido la creación de propietarios en todos los sentidos de la vida social y económica del país.

Convoquemos a los pequeños, grandes, medianos productores del campo, de la ciudad para establecer mecanismos que generen nuevas fuentes de divisas convertibles para nuestro país; hay que generar la capacidad exportadora, indicó.

Agregó que el Decreto de Emergencia Económica es un instrumento que llevará al debate de los distintos sectores del país para crear un nuevo modelo capaz de revertir los efectos de la caída de los precios petroleros, la desestabilización y zozobra generada por la guerra económica y la creación de nuevas áreas de producción nacional.

Llamo al país a apoyar las acciones de esta medida y preservar la paz, con el objetivo de atender los asuntos de una nueva etapa de la economía nacional, expresó.

Aseveró que el espíritu de la emergencia nacional es de impulsar un gran movimiento nacional de protección del pueblo, de recuperación económica, de establecimiento de nuevos sistemas de producción y abastecimiento, al tiempo que resaltó que dicho decreto podría extenderse durante todo el 2016.

Sobre la medida, este viernes el vicepresidente para la Economía Productiva y titular del mismo ramo, Luis Salas, aseveró que está dirigida a consolidar la Venezuela productiva, independiente e incluyente.

El documento también debe ser evaluado por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia para emitir un pronunciamiento.

El artículo 338 de la Constitución de Venezuela señala que podrá decretarse el estado de emergencia económica por 60 días, prorrogables por igual plazo, cuando se susciten circunstancias extraordinarias que afecten gravemente la vida de la nación.

Venezuela es objeto de una guerra no convencional

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, explicó que el país es objeto de una guerra no convencional, cuya estrategia fue trazada desde Estados Unidos.

Al ofrecer ante la Asamblea Nacional (parlamento) su informe de gestión anual en 2015, el jefe de Estado aseveró que estas políticas fueron diseñadas por políticos como Lawrence Eagleburger (1930-2011), secretario de Estado en el mandato de George W. Bush.

Esos planes para el quiebre de las banderas independentistas, aseveró, también llegaron hasta naciones y pueblos hermanos como los de Argentina, Ecuador, Bolivia. Uruguay y Brasil, entre otros.

En Venezuela, precisó, la arremetida fue mayor en 2013, sobre todo a partir del fallecimiento en marzo de ese año del presidente Hugo Chávez, líder de la Revolución Bolivariana.

La estrategia imperial intenta desmontar a los gobiernos progresistas de la región, entre los que Venezuela es un referente de cooperación e integración, precisó.

En esa cruzada para desestabilizar al país, también mencionó el llamado Plan Tenaza, al que se incorporaron las controversias con el gobierno de la vecina Guyana del presidente de derecha David Granger, en complicidad con la trasnacional Exxon Mobil, y el auge del paramilitarismo que impulsa la oligarquía desde Colombia, que llevó al cierre de zonas fronterizas.

Al respecto, abundó que esa medida se mantendrá hasta acabar con las mafias, grupos criminales y paramilitares que operan en las regiones limítrofes.

“He dado órdenes que la frontera con Colombia se mantenga cerrada hasta que se termine de restituir la vida social en todas sus áreas en cada palma del territorio nacional”, apostilló.

Según explicó Maduro, el país también es objeto de una guerra no convencional, que ha sentado sus bases en las acciones económicas y que el pueblo enfrenta con un modelo socialista duramente criticado por la opinión nacional e internacional.

Opinó que se trata de una ofensiva integral de varias dimensiones y en el centro de esa agresión, la esfera económica que ha cabalgado sobre las debilidades de un modelo rentista petrolero, que debe quedar atrás y ser sustituido por el socio-productivo.

Sin embargo, destacó que los recursos necesarios para el funcionamiento de la patria deben salir de esos sectores que han acumulado enormes riquezas a través del tiempo y que pretendieron excluir a millones de venezolanos.

Sobre esos ataques nos hemos levantado desde el gobierno en la calle, y frente a aquellos que afirmaron que el modelo económico de la Revolución es un fracaso, pero que son cómplices de la arremetida contra la moneda, el contrabando o la desinversión del sector privado, entre otras expresiones, agregó.

Maduro reafirmó que factores diversos han logrado un desgaste circunstancial pero evidente de los proyectos populares en el continente pero el 2016, ante la amenaza de la restauración aparente del neoliberalismo, será un año de nuevas batallas para los revolucionarios venezolanos, que sabremos crecernos y seguro prevalecerán los procesos progresistas en la región.

Ante los nuevos obstáculos, el mandatario pidió el concurso de todos, sin tintes políticos.

“Convoco al trabajo a todos los patriotas a construir la Venezuela que soñamos y merecemos, el derecho a vivir en paz y en comunidad, preservando los derechos fundamentales, como garantía de paz, pero con una base económica más sólida”, remarcó.

También solicitó dejar a un lado los obcecados manuales de guerra sicológica y económica que traen la destrucción del país en función de intereses mezquinos y foráneos.

2 comentarios

  1. Maduro enfaticamente puntualizo que el pueblo venezolano esta esperando soluciones y respuestas a los problemas en materia economica que los aquejan y por ello asevero que las soluciones en este aspecto no corresponden a un solo sector.

  2. Interesante la intervención del presidente Maduro ante el parlamento que pudimos ver por Telesur los que tenemos cajita…….Cuidado con la apariencia mostratada por la oposición . Estamos ante un interesante escenario que tendrá en los próximos meses su desenlace definitivo ………………………………….

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.