Parlamento Latinoamericano contra la pobreza

El mayor imperativo ético y político actual es la lucha contra la pobreza, la discriminación y la exclusión, dijo la presidenta del Parlatino, Gabriela Rivadeneira

parlamento latinoamericano, parlatino
El mayor imperativo ético y político actual es la lucha contra la pobreza, la discriminación y la exclusión.

Parlamentarios y expertos en política económica abordaron en un foro económico continental las implicaciones del actual escenario económico mundial para América Latina y el Caribe, además del rol de las sociedades y los estados.

“Es nuestro deber como parlamentarios responder a este nuevo tiempo, y producir leyes y normativas útiles para vencer a la pobreza”, convocó la también presidenta del Parlamento de Ecuador.

“La política de inversiones en nuestros países debe cumplir con ciertos objetivos claros, como la generación de empleo local, generación de encadenamientos locales, generación de valor agregado y generación de capacidades y transferencia de tecnología”, expresó.

Uno de los ponentes en la sesión, George Gray, economista jefe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), declaró a Prensa Latina que la región está inmersa en cambios estructurales aún no consolidados.

La prioridad es reducir los grupos económicamente vulnerables, para lo cual no basta con el empleo, sino crear las bases que aseguren el mismo, afirmó.

Diputados del Parlamento Latinoamericano analizaron este miércoles también El rol del Estado y la sociedad para enfrentar el actual escenario económico.

En una sesión previa, el PNUD presentó su Informe de Desarrollo Humano Progreso Multidimensional: bienestar más allá del ingreso, el cual destacó que es necesario mantener políticas de protección social, inclusión productiva y calificación laboral.

Cerca de 30 millones de latinoamericanos, muchos de ellos jóvenes y mujeres con inserción laboral precaria en el sector de los servicios, corren hoy el riesgo de caer nuevamente en la pobreza, afirmó el documento.

Si bien en el pasado la generación de empleos y la educación les permitieron a 72 millones de personas salir de la pobreza en la región, actualmente la vulnerabilidad se centra en factores claves que van más allá del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), precisó Jessica Faieta, subsecretaria general de Naciones Unidas.

A estos se suman otros como exclusiones duras por etnia, color de piel, identidad sexual, condición de migrante y discapacidad, apuntó Faieta, para quien la pobreza “no se resuelve con más ingresos, sino con la ejecución de políticas puntuales de cada Gobierno”.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.