Pesas pesadas en Sancti Spíritus

La disciplina de los forzudos en tierras del Yayabo durante el 2015 fue evaluada de mal en la visita nacional del alto rendimiento. Escambray urga en el asunto con directivos y entrenadores

sancti spiritus, eide lino salanarria, pesas
Entrenadores acotan que los atletas llegan a la EIDE con bajo nivel técnico y poca constitución física. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Quince, como decir quince, las pesas espirituanas han tenido muy pocas veces. Ha contado, sí, con buenos dividendos puntuales como el tricampeón panamericano Rafael Gómez Ranklin, la selección como mejor deporte individual de la provincia hace unos cinco años o medallas sueltas, sobre todo en la categoría escolar.

Pero la palanqueta no se sostiene. En el 2015 fue uno de los dos deportes evaluados de mal en la visita nacional del alto rendimiento. El bajón comenzó antes: onceno lugar general en el 2012, decimotercero en el juvenil, décimo en el escolar en el 2013 y decimoquinto en el del 2014. ¿Dónde le falla la fuerza a una disciplina estratégica por su potencial tributo a eventos múltiples?

PRIMER LEVANTÓN

Con las pesas en el mínimo, Escambray se sube a la plataforma y busca levantadores. No hay suficientes, pese a los números. De los 444 inscritos como practicantes sistemáticos, la mayoría es de la etapa de iniciación, de la reserva y los masivos, que incluyen los conocidos como mechadores.

Amén de practicarse en todos los municipios, excepto en Trinidad, lo que llega al alto rendimiento, entiéndase EIDE Lino Salabarría, no cuenta con suficiente calidad y ello limita el desarrollo, según asevera Carlos Martínez, uno de los entrenadores del centro. “Entran de noveno, hay que enseñarlos cuando llegan y van directo a competir; las captaciones han sido a ojo, aunque hemos mejorado desde que se rescataron las provinciales, además de que los medios se rompen mucho y trabajamos con la barra que no es la ideal”.

sancti spiritus, eide lino salanarria, pesas
En la EIDE existe una sola barra para 15 atletas. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Lo de la edad de entrada es tan nacional como la carencia de medios. Hay más. Además de insuficiente, la fuerza técnica no cubre las exigencias en la base, ni en la escuela.

“Casi el 40 por ciento de los técnicos son nuevos, de los 15 entrenadores, 10 son licenciados y de los 12 de los municipios cinco son técnicos de nivel medio y cuatro no practicaron el deporte. Preparamos uno en pesas y se va para Educación Física, entonces solo contamos con dos en la EIDE y eso limita el trabajo individual. A ello se une que los atletas llegan con bajo nivel técnico, poca constitución física y, por ende, escasa fuerza”, acota Vilvey Real Olivera, comisionado provincial.

La mesa que sostiene las pesas padece de cojera y excepto Cabaiguán, Sancti Spíritus y Yaguajay —tampoco libres de polvo y paja—, al resto le falta, al menos, una pata. Trinidad tiene los medios y el local, pero hace dos años no posee técnico; La Sierpe ocupa lugar prestado, aunque aportó dos atletas de perspectivas; Fomento dispone de escasos medios y Taguasco es el peor de todos.

“En la EIDE existe una sola barra para 15 atletas, así se pierde tiempo y se corta la cadena de entrenamiento; solo hay cuatro discos oficiales cuando lo ideal serían 54, los discos rusos resuelven un problema pero crea otro porque rompen las barras, tampoco hay fajas para entrenar, sin embargo existen en las tiendas de comercio, las trusas son escasas y las que hay las traen los entrenadores que están de misión”.

El femenino hala a Sancti Spíritus al sótano. Luego de que Laritza Alcántara Oliva fuera pionera hace un quinquenio, no existe estabilidad. De 11, hace cuatro años, hoy quedan siete en el alto rendimiento y 36 en la base. La experiencia de Cabaiguán no encuentra muchos imitadores. Según Léster Rodríguez, entrenador del gimnasio en la ciudad cabecera por estrategia se concentran a las mujeres en Guayos con el técnico Eric Machado, quien se ha vinculado a la escuela de Neiva; él atiende una docena de varones, y cuando algún entrenador falla, busca otro. Asegura que no hay grandes problemas con los medios, pues siempre se han cuidado”.

MÁS PESO EN LA TALANQUETA

Las rodillas de las pesas comienzan a tambalear. A la falta de implementos, se suman otros “discos” más pesados como el canibaleo histórico de los hierros y decisiones poco aplaudidas. La idea de trasladar el gimnasio de la EIDE para el Polideportivo Yayabo, donde se intenta rescatar un local que perdió sus atributos para convertirse por años en almacén universitario, no encuentra consenso.

“Lo primero a resolver es la evaluación de mal —dicta Ángel Vidal, subdirector de Actividades deportivas de la provincia—, por eso queremos traer para el polideportivo el gimnasio de pesas con todo lo que lleva para entrenar y en la EIDE ubicar uno que sea de multifuerza, es decir, para uso de todos los deportes”. Aferrado al disco, Vilvey no suelta prenda. “Este es el mejor gimnasio de las EIDE en Cuba, tiene plataforma ideal, estructura, comodidades, por tanto no estamos de acuerdo con el cambio, aquí había uno para uso múltiple, pero no se planificó cuando la reestructuración de la escuela y se cerró”.

Más allá de las divergencias, las pesas necesitan de más kilos para subir su nivel. “Se están distribuyendo unos 3000 kilogramos de peso que son para habilitar a los atletas —adelanta Vidal—, no se han podido comprar discos de goma, de ahí que hacemos un levantamiento para ver dónde hay un disquito por aquí, otro por allá en los municipios y ver qué se puede recuperar, al igual que las barras”.

La intención choca con otras talanqueras. Parte de los hierros robados en años ante ojos impunes dan cuerpo a gimnasios particulares. “En la EIDE había un montón de discos hace años, se fueron prestando y no regresaron. En Trinidad hay un juego de pesas que no se usa pero no se puede coger porque es del municipio —aclara el comisionado—. En los gimnasios de cultura física como el del tenis y el de la Polivalente hay discos en uso, lo hemos pedido y nos dicen que son de ellos. Por otro lado, en Fomento existen dos plataformas en el gimnasio de Cultura Física y en el de pesas las plataformas son de madera recuperada, no se cambian por problemas de inventario, todo esto se ha planteado en miles de visitas, el comisionado nacional lo señaló y dijo que eso debía resolverlo la provincia”.

Encima de la plataforma, las pesas marcan 105 kilogramos. Levantarlas llevará fuerza de titanes. No será Hércules quien renazca de sus cenizas míticas para el envión final que le quite el traje de Cenicienta a este deporte en Sancti Spíritus.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.