Tambores trinitarios siguen sonando

El Ballet Folclórico de la Ciudad Museo festeja este domingo su aniversario 53, onomástico que pretenden celebrar todo el año a través de varias presentaciones en escenarios de la región

BALLET FOLCLÓRICO trinidad
A 53 años de la fundación, el Ballet Folclórico de Trinidad todavía retumba como en el inicio. (Foto: Alexander Domínguez Betancourt).

El Día de los Enamorados fue la fecha escogida para hacer sonar los cueros por vez primera en Trinidad a través de una agrupación empecinada en difundir la huella cultural de la presencia esclava aquí.

Con lo aprendido de sus antepasados, acompañado de un toque elemental para asumir danza y canto desde la visión del espectáculo, un puñado de artistas en ciernes puso sobre el panorama artístico del territorio lo que a la postre ha devenido una de las principales fortalezas de la tercera villa de Cuba de cara al mundo: la preservación de la herencia africana, libre de influencias con religiones homólogas dada la condición de Trinidad de puerto directo para la trata negrera en tiempos coloniales.

A 53 años de la fundación, el Ballet Folclórico de Trinidad todavía retumba como en el inicio, tal vez porque desde siempre se ha visto como “un asunto de familia, pasado de una generación a otra”, explica Gloria Ortiz Gómez, quien fuera bailarina por varios años y hace más de una década funge como cantante principal.

“Aunque otras personas integran hoy la compañía, procedentes de instituciones especializadas, los más viejos aprendimos de nuestros padres y abuelos, que echaron pie en tierra por esto, como se dice, por interés cultural y no económico. Tenemos un certificado acreditativo que nos avala como profesionales, pero seguimos considerándonos empíricos y a lo mejor esa es la razón de tener tanto éxito y haber seguido adelante ante situaciones difíciles. Ahora nos toca trasmitirles a los más nuevos, como hicieron con nosotros”.

Negados a etiquetar la festividad a un día específico del calendario, el gremio artístico prevé diferentes actividades culturales en escenarios de la provincia.

Lo confirma Janoy Sánchez Sánchez, productor artístico, al aludir a la presentación en semanas venideras en el Teatro Principal de Sancti Spíritus, acompañada con un performance con obras plásticas, estrenos previstos para el mes de abril en la cabecera provincial como parte de la Fiesta de la Danza, participación en la Semana Folclórica, a solicitud de la Dirección Municipal de Cultura de Cienfuegos junto al Festival Trinifolk, en noviembre, entre otras propuestas.

Al decir de Niurka Pérez Boggiano, actual directora de la compañía, el Ballet Folclórico de Trinidad se encuentra en un proceso de refundación. “Sin perder lo autóctono, la generación de egresados de las escuelas de arte viene a nutrir y perfilar desde lo técnico lo que ya existía. No es lo mismo bailar la ritualidad en un evento tradicional que sobre el escenario. Por eso las mejoras están encaminadas al perfeccionamiento técnico-artístico”. Para ello se implementarán cursos de capacitación, clases prácticas con especialistas de otras provincias, talleres, entre otras estrategias.

“No se trata de un divorcio entre lo tradicional y las tendencias contemporáneas —añade el productor artístico—, sino de enriquecer nuestro trabajo con códigos del espectáculo para afianzarnos como producto cultural”.

Cuando el almanaque señala el Día de San Valentín, Del Amor y la Amistad, o como quiera llamarse en distintas partes del mundo, en Trinidad los tambores marcan el ritmo de otra fiesta, una donde moradores raigales encarnan las deidades del panteón yoruba para bailarle y cantarle a la tradición.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.