Aedes se posa y pica más

Sancti Spíritus, dengue, zika, antivectorial
La campaña de lucha antivectorial precisa reajustar su accionar. (Foto: Vicente Brito / Escambray)

Aunque al mosquito no le han faltado encerronas de más o de menos para cortarle las alas, la situación epidemiológica del territorio se ha complicado: hoy se reportan seis áreas en trasmisión de arbovirosis, léanse dengue y zika.

 

La esencia está en prevenir

El Aedes vuelve a echar alas

Guerra declarada contra el Aedes en Sancti Spíritus (+Fotos)

Según trascendió en un reciente análisis del Buró Provincial del Partido sobre el tema, solo en el mes de octubre entraron en vigilancia de zika 1 358 pacientes, de los cuales más de 600 son gestantes que se hallan asintomáticas. No obstante, en lo que va de año la cifra de personas vigiladas por dengue o por zika supera las 3 600 y los exámenes realizados —aseguran las autoridades sanitarias— han confirmado la presencia de dichos virus en algo más de 520 casos.

Entre los lugares con mayor afectación sobresalen el municipio cabecera —áreas centro, sur y norte—; las áreas I y II, de Trinidad, y el área II, de Cabaiguán.

El panorama se agrava si se sabe que la focalidad ha ido in crescendo —durante el año se han detectado más de 4 000 focos—, tanto que supera la media histórica mensual del último lustro.

Ello se ha debido, según reconocían los directivos de Salud, a fallas en los procesos de la campaña de lucha antivectorial, a la falta de calidad en las acciones diseñadas para acorralar el vector, al déficit de operarios, a la escasa percepción de riesgo de los ciudadanos…

Al referirse a tal problemática, José Ramón Monteagudo Ruiz, primer secretario del Partido en la provincia, instó a incrementar la exigencia sanitaria y a actuar con celeridad para disminuir los índices de infestación.

“Ha faltado una estrategia clara de trabajo, primero, para consolidar lo que se había logrado y, segundo, para que no se complejizara la provincia”, afirmó.

El máximo dirigente conminó también a resolver con inmediatez el completamiento de la fuerza de trabajo, el saneamiento ambiental, la calidad en la realización del autofocal… tópicos que inciden en el comprometimiento de la situación epidemiológica.

“Hay que ser más preventivos y enérgicos —sostuvo—. La situación higiénico-sanitaria se ha ido complicando y hay que ser capaces de reflexionar con profundidad sobre las causas y condiciones que están incidiendo y trabajar en su transformación de carácter inmediato. Hay que avanzar a pasos agigantados”.

Mientras tanto se refuerzan saneamientos intra y extradomiciliarios y hasta se aplican decreto-leyes para multar a quienes obstaculicen cualquier proceso de la lucha antivectorial —suman más de 12 600 multas—, para evitar, a la postre, que siga volando y picando el mosquito.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.