El cafetal sube la calidad

Logró Sancti Spíritus la cosecha más eficiente de la última etapa con un apreciable salto productivo

sancti spiritus, cafe robusta, coseha cafetalera
La variedad robusta concentró la mayor parte de la recolección. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Aún con el mejor escenario cafetalero deprimido —Topes de Collantes— y en medio de una sequía que ahoga a otros cultivos, Sancti Spíritus terminó una cosecha distinguida no solo por el crecimiento productivo, sino por lograr índices de calidad prácticamente inéditos, pues el 96 por ciento del grano acopiado clasificó en el rango de primera.

Según la información de Leosvaldo Cruz Duardo, especialista de café en la Delegación Provincial de la Agricultura, en calidad y eficiencia puede calificarse como la mejor campaña de los últimos 12 años y termina con un aporte de casi 288 toneladas de café oro, nivel que sobrepasa lo estimado en 45 toneladas y equivale a 155 toneladas más que en la contienda precedente.

El hecho de que la producción actual está distante todavía de las potencialidades agrícolas del territorio, no demerita los resultados de la contienda cafetalera espirituana que se realizó en el 67 por ciento del área en cultivo —el resto transita por las fases de desarrollo—, a la vez que el 70 por ciento del grano acopiado salió de las bases del sector cooperativo y campesino.

A escala de campo se da un ligero aumento en el rendimiento agrícola, al obtenerse entre las dos variedades 0.23 toneladas por hectárea, aunque de forma individual el café robusta llegó a 0.37, el más alto de los últimos tiempos.

Precisamente el grueso de la recolección —asumida mayoritariamente por fuerzas internas del sector— recayó en la especie robusta, con 247 toneladas y, el resto correspondió a la variedad arábigo, el de calidad exportable; en tanto el municipio de Trinidad tributó el 56 por ciento del grano acopiado.

El especialista resalta el trabajo acometido en las industrias, las que beneficiaron la mayor parte del café, al punto de que en la variedad arábico se despulpó más del 98 por ciento del grano que entró a las plantas, parámetro que en el robusta subió al 95 por ciento.

“Esos eran índices impensables años atrás, había productores a los que no se les podía ni hablar de despulpar café robusta; sin embargo, a raíz del programa de desarrollo, del respaldo estatal al cultivo y de la aprobación de mejores precios de compra, se ha logrado ese salto en la calidad de la cosecha y en el proceso industrial”, expresó la fuente.

En Trinidad el especialista distingue entre las bases con mejor trabajo las Unidades Básica de Producción Cooperativa (UBPC) Carlos Cancio y Enrique Villegas y la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Conrado Benítez. Por su parte, en Fomento sobresalieron la UBPC Sopimpa y las CCS Ñico López y El Vaquerito.

De cara al período primaveral, los cafetaleros espirituanos persiguen sembrar a partir de junio unas 90 hectáreas, programa que concede prioridad a la variedad arábico y a los terrenos de Gavilanes y Topes de Collantes, este último, sobre la base de la próxima apertura de campamentos con fuerzas del Ejército Juvenil del Trabajo.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.