Vegueros espirituanos reafirman su arraigo en la producción tabacalera

tabaco, vegas, Sancti Spíritus
Los vegueros de Cabaiguán llevan el peso principal en el cultivo dentro de la provincia.

Sancti Spíritus fue distinguida como la mejor provincia en la producción tabacalera de la última campaña

En los inicios de la nueva contienda, marcada por el exceso de humedad y los estragos dejados por Irma en las casas de curación, llega una noticia que ofrece aliento y compromiso: Sancti Spíritus acaba de ser reconocida por tercer año consecutivo como la mejor provincia entre las grandes productoras de tabaco durante la última campaña a nivel de país.

 

 

Despertar en el veguerío (+infografía)

Vega con menos manchas

Una vega XXL en comunidad espirituana

Aunque suena a texto de diploma, tal distinción lleva detrás un sustento laboral imposible de recoger en pocas líneas más bien es la confirmación del genuino arraigo tabacalero que anida en las tradicionales zonas de cultivo y, para remachar esa obra colectiva en la que intervienen más de 1 000 vegueros, Georgino Álvarez, El Isleño y Yoandri Rodríguez se llevaron las medallas de mejores cosecheros nacionales en las modalidades de sol en palo y tabaco tapado, respectivamente.

Lo más importante que tuvo la última campaña fueron los magníficos rendimientos agrícolas logrados en las vegas del municipio de Cabaiguán, expresó Odelbis Carrazana Lorenzo, director adjunto de la Empresa Acopio y Beneficio de Tabaco Sancti Spíritus, sin dejar de reconocer el aporte de los demás territorios y de todos los productores en sentido general, en una cosecha que sobrepasó las 3 500 toneladas.

“A pesar del impacto causado por la falta de agua, el comportamiento climático fue determinante en estos resultados. También contribuyó el uso a mayor escala de la variedad Sancti Spíritus 2006 y el empleo de la Criolla 2010, en el caso del tabaco tapado”, añadió.

Sin embargo, hablar de la nueva contienda es casi un atrevimiento, porque la campaña 2017-2018 comenzó con el traspié causado por Irma en el momento de preparar semilleros, alistar suelos y, a la hora de emprender la siembra si algo ha sobrado es la humedad.

Según la propia fuente, la coyuntura obligó a reprogramar la campaña y concentrar la plantación —unas 3 400 hectáreas— entre finales de noviembre y diciembre, estrategia que puede materializarse pese a la concentración del calendario de plantación y a la necesidad de reponer los más de 4 000 canteros dañados por las lluvias.

El sector tabacalero labora también en la reparación de los daños dejados por Irma en 1 726 aposentos, a partir de la llegada de recursos y ya se reportan listos más de 400.

One comment

  1. Jose Manuel Gonzalez

    Soy Cabaiguanes de puro corazon, mi papa que en paz descance fue un conocedor a fondo de la siembra y el cuidado del tabaco somos representantes del Troncon, que decir del Senor Jose Leon, Yo soy hijo del Senor Manuel Gonzalez por el dia trabajaba en la casa de su hermano Guillermo y por la noche vendia helados en los helados de paris, muchos conocidos que tenia y ademas parientes de los Siles que eran mercaderes de tabaco. Sin duda Cabaiguan siempre a sido conocido por sus mujeres bonitas y por la calidad de su tabaco,

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.