Zafra en Sancti Spíritus: algo más que un rompecabezas

sancti spiritus, zadra azucarera, central melanio hernandez, central uruguay
El central Melanio Hernández acumuló un rendimiento industrial de 12.36. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Si hay algo más parecido a un rompecabezas que una zafra azucarera, me corrigen, por favor. En esa enorme cuadratura, cada quien debe poner su pieza a su debida hora, calidad mediante, o sea, prever, actuar y decidir a tiempo.

De no ser así, cuando llegue el instante de coser el último saco repleto del grano, más de un participante en la contienda puede quedarse con fichas al hombro, como sucedió en la recién finalizada campaña, cuando Sancti Spíritus no pudo llevarse el gato al agua, al fabricar alrededor de 126 000 toneladas —unas 7 640 por debajo de lo pronosticado—, válidas para el 94.28 por ciento de lo planificado.

 

Zafra azucarera en Sancti Spíritus: Pitazo final con menos dulce

Las estadísticas semejan martillazos, al saber que abortaron la cadena que exhibía Sancti Spíritus de nueve años ininterrumpidos concretando el plan de producción del crudo. Cadena de lujo, agrego con justicia, pues ninguna otra provincia de Cuba mostraba ese palmarés.

A la hora de la recapitulación, en el lado más alto de la balanza aparece el central Melanio Hernández, de Tuinucú, y en el otro, el Uruguay, de Jatibonico. El primero de los casos aportó una cantidad adicional de azúcar y funcionó con una eficiencia que dejó pasmados a muchos al acumular un rendimiento industrial de 12.36, el mejor de los últimos 32 años allí, y un recobrado del 87 por ciento, no reportado en el ingenio desde 1966.

Sin dudas —y no peco de absoluto—, la eficiencia industrial resultó la mejor carta jugada por el colectivo taguasquense, no así por el de Jatibonico, si se valora en ambos la caída estrepitosa de los estimados de caña a moler por la industria, que redundó en que la provincia no fabricara aproximadamente 12 000 toneladas.

El descenso de los estimados no cayó del cielo. De agosto a diciembre apenas llovió el 40 por ciento de la media histórica, y la caña, como organismo vivo, lo sufrió, como lo señaló la dirección de la Empresa Azucarera Sancti Spíritus semanas atrás a Escambray.

Al respecto, la mayoría de las unidades productoras, entre estas algunas de las consideradas élites como Paredes, Tayabacoa, Camilo Cienfuegos, Argelio Calderón y El Majá, se distanciaron de los pronósticos. Para qué profundizar ahora en otras unidades que sí mostraron deudas en lo referido a la atención a las plantaciones, como Tuinucú, Elcire Pérez, Canta Rana y Fico Hernández.

Ciertamente, la sequía llevó los estimados contra el piso, como lo consideró el más reciente Pleno Ordinario del Comité Provincial del Partido; pero en ese propio escenario, José Ramón Monteagudo Ruiz, primer secretario en Sancti Spíritus, criticó la superficialidad en la reevaluación de los estimados en febrero pasado, cuando fue reprogramada la contienda. “No se apreciaron en toda su magnitud los efectos de la sequía, y Azcuba tiene que sacar lecciones de eso”, apuntó el dirigente.

La ausencia de precipitaciones no debe ahogar otras carencias, que afloraron, por ejemplo, en el Uruguay, que si bien tuvo una arrancada agrícola memorable, faltó mayor control a los mantenimientos —buena parte de estos se prolongó más allá de lo fijado—, a la disciplina laboral y a la tecnológica. Debido a la inobservancia en el cumplimiento de las funciones en el trabajo, fue aplicada una veintena de medidas. A ello se suma no obrar siempre ágilmente frente a las roturas de equipos.

Grosso modo, José Ramón Monteagudo aseguró que a la Empresa Azucarera y a unidades productoras les faltó la profundidad necesaria a la hora de dar la certificación del llamado “listo” a los centrales, las combinadas y al transporte. Prueba de ello lo constituyeron los tropiezos en el central de Tuinucú durante el inicio de la zafra.

Esa entidad carga un sambenito: la baja productividad de las modernas combinadas Case, acerca de la cual alertó el Consejo de la Administración Provincial a comienzos de enero. Por otro lado, la incorrecta preparación de áreas para la cosecha, por ejemplo, en la CPA Jesús Menéndez, de Taguasco, e irregularidades en la estrategia de organización del corte, como sucedió en la UBPC Tuinucú, devinieron zancadillas —también presentes en otras unidades— para un mejor desenvolvimiento de la campaña.

Al propio tiempo, no debe subestimarse la falta de exigencia en función del cumplimiento de la tarea diaria, muy vinculada con el irrespeto a los horarios de apertura y de cierre de los cortes en determinadas lugares; como tampoco deben ignorase el no completamiento del balance de recursos del transporte automotor y las fisuras en la calidad de las reparaciones en los centrales. En este último caso, ello influyó en que Sancti Spíritus finalizara con un tiempo perdido de 15.5, mayor de lo acostumbrado.

Así y todo, cuando se detuvo la molienda, la provincia lucía los indicadores de eficiencia más sobresalientes del país en cuanto al rendimiento industrial, recobrado y al aprovechamiento del rendimiento potencial de la caña. Agréguese el récord productivo de miel-urea-bagacillo, compuesto destinado a la alimentación animal.

En lo adelante, los ojos y, sobre todo, las manos, no deben sacarse del surco y las plantaciones para sembrar, resembrar y atender óptimamente las áreas; los altos rendimientos no caen en paracaídas.

Porque hay vergüenza obrera, duele el incumplimiento de una zafra, la cual, si se analiza su nivel de complejidad —me autocorrijo—, es algo más que un rompecabezas.

10 comentarios

  1. A pesar de los problemas que estuvieron presentes en toda la zafra, esto nos servirá de experiencia para futuras zafras, así como para el cumplimiento de las mismas. Creo que esta es la hora de estudiar la situación de los centrales Uruguay, Melaneo, pero también es hora de destacar el trabajo realizado por ambos centrales.

  2. Estavamos a costubrado a disfrutar el excito de cada zafra por lo que sufrimos el incumplimiento de esta, aunque cada uno de nuetros azucareros lo dio todo de si hasta el ultimo momento .Esperamos una respuesta rapida en la agricultura en esta etapa de siembra así como en las actividades en las atenciones culturales de los retoños para que cada estimado en su momento apesar de las condiciones climatológicas este por en cima y en frentar la nueva contienda con nuevos brios con la mira puesta en excito

    • El ver la situacion de los 2 centrales que quedan asi como en plan de azucar actual (comparado con el pasado) no se puede tomar la palabra exito en boca.
      La palabra exito para Cuba se puede usar para salud, educacion, etc.

  3. El exito de la venidera zafra comienza ahora con una reparación eficiente ,la recuperación de áreas para la siembra de caña con calidad y garantizar las atenciones culturales en el momento que exigen las plantaciones cañeras,la sequia persiste pero hay que buscar las alternativas necesarias para lograr el objetivo de tener caña para los planes del 2018.

  4. Estoy segura que esta derrota que tuvimos este año nos va a servir de mucha esperiencia para otras zafras

  5. Creo que esta es la hora de analizar la cituación de la zafra próxima tanto industrial como agrícola porq tanto Uruguay como Melanio son centrales buenos en maquinaria y con un potencial favorable de los recursos humanos tanto técnicos como administrativo y si hablamos de fuerza y deceo por parte de los hombres se sobra,solo nos queda pedir que nos ayude un poco el clima para la próxima contienda y estamos seguro que la cadena de cumplimiento provincial comenzará otravés.

  6. Que nos sirva de ejemplo y a sembrar arduamente para garantizar la venidera zafra, uqe con la consagracion y la historia de los Spírituanos demostraran que “si se puede”

  7. Los Espirituanos aún con las dificultades existentes batallamos hasta el último momento, pero con la insuficiente caña derivado de la sequía extrema era imposible el cumplimiento.

    Ahora nos concentramos en la siembra de caña, resiembra y las atenciones culturales a estas, decisiva para la venidera y demás contienda .

  8. Aunque la provincia terminó la zafra azucarera 2017 y no pudo cumplir con el plan previsto de azúcar, el esfuerzo que realizaron los trabajdores de todos los centrales de la provincia fue inmenso pues dieron cada día su consagración y calidad ante el trabajo. Ahora les toca la tarea de la siembra para esperar q la prxima zafra sea superior a esta y poder cumplir

  9. bien por sancti spiritus, ahora a sembrar

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.