Consigue Sancti Spíritus su más baja tasa de mortalidad infantil

Sancti Spíritus consiguió en el año 2017 la más baja tasa de mortalidad infantil de Cuba y de su historia, al registrar 1,95 fallecidos por cada mil nacidos vivos, gracias a la consolidación del programa materno infantil

mortalidad infantil, salud, Sancti Spíritus, Cuba
Cabaiguán y La Sierpe mantuvieron en cero la tasa.


Más allá de las cifras -por debajo, incluso, de los llamados países del primer mundo- es este un resultado que habla por sí solo de consagración, entrega, desvelo y profesionalidad, pero, sobre todo, de la voluntad política y de las conquistas de una Revolución que este Primero de enero cumplió 59 años.
En declaraciones a la prensa, el doctor Manuel Rivero Abella, director provincial de Salud, destacó además que lo alcanzado en el recién finalizado calendario, viene a coronar el empeño de varios años de los especialistas espirituanos; en tanto, se materializa así la estabilidad del programa.
Subrayó que en este indicador influyen de forma notable los municipios de Cabaiguán y La Sierpe, los que mantienen en cero la tasa, y el propio Sancti Spíritus, un territorio determinante por su condición de capital provincial y que reporta el índice en menos de un fallecido por cada mil nacidos vivos.
Rivero refirió, a su vez, el fortalecimiento conseguido en la atención primaria al completar los médicos y enfermeras del equipo básico de Salud de los consultorios, un aspecto que catalogó de vital, y la labor de los hogares maternos, los cuales tuvieron durante todo el año un alto nivel de ocupación.
Manifestó que NO menos importante fue el trabajo de la atención secundaria, principalmente porque aquí se definen muchos casos.
Otros indicadores precisados por el directivo son expresión igualmente del esfuerzo desplegado por todos los trabajadores del ramo: el índice del bajo peso al nacer se redujo hasta 4,1, al igual que el de mortalidad materna, con solo una fallecida.
Aclaró que en el 2018 el sistema sanitario en Sancti Spíritus tiene el reto de hacer sostenible el trabajo con aquellas mujeres que salen embarazadas sin estar totalmente preparadas, una de las cosas que quedan pendientes aún.

3 comentarios

  1. Pedro Sierra González

    Soy médico espirituano Especialista en MGI, otro logro más de la Medicina espirituana, a cada colega que día a día puso su granito de arena para que esta tasa de mortalidad infantil sea el orgullo de Cuba, y más por ser en tierras espirituanas. Se del papel decisivo de la Atención Primaria de Salud en este logro, mis colegas de Jatibonico donde trabajo en el Área 1, que hoy se exiben estos indicadores de salud a la altura de los tiempos modernos, un logro más de Cuba. Desde Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela mis felicidades colegas, orgulloso de este triunfo.

  2. Oscar Perez Rdguez

    Al estar fuera de la patria cumpliendo mision internacionalista y conocer de que nuestros colegas de batas blancas siguen contribuyendo a mantener los logros de la salud cubana, y que venciendo los obstaculos son capacez de que nuestra provincia obtenga esa tasa de mortalidad infantil, la mas baja en su historia, solo comparable con los paises desarrollados nos enorgullece, y nos inspira para que cada dia continuemos dando lo mejor de si por el bienestar de nuestro pueblo y de la humanidad. Muchas Felicidades colegas espirituanos. Desde Mozambique nuestro reconocimiento. Dr. Oscarin. Gastroenterologo.

    • Permitame primeramente felicitarle doctor Oscarin por la llegada del nuevo año. Coincido plenamente con usted y agrego que los que estamos aqui aún no siendo parte del sistema de salud, estamos orgullosos por los resultados de nuestra provincia y de Cuba con este resultado referente a la mortalidad infantil, lo cual dice mucho de la organización del PAMI y del sacrificio y dedicación de los médicos y el resto del personal vinculado a la esfera, se ha colocado bien alta la varilla, pero espero se pueda continuar saltando.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.