Cuba en la Serie del Caribe: Caballos a la conquista de México

cuba, serie del caribe, beisbol cubano, alazanes de granma
Los Alazanes de Granma vencieron 6-4 a los Caribes de Anzoátegui, de Venezuela. (Foto: ACN)

Ya entró en acción el equipo que defiende los colores de Cuba en la Serie del Caribe

Ya el Granma de Cuba, bicampeón de nuestro clásico nacional, se estrenó en la Serie del Caribe y ganó su primer partido frente al conjunto venezolano con apretado marcador de 6-4.

 

Cepeda: La Serie del Caribe es como un play off (+ fotos)

Frederich Cepeda viste su cuarto traje

Mas, el resultado no es lo más importante, pues, aunque el calendario es corto, queda tiempo para jugar y decidir entre los cinco equipos (República Dominicana, México, Puerto Rico, Cuba y Venezuela), enrolados en un torneo donde ganar o perder el primer juego no decide mucho a la hora de discutir las medallas, tal como ocurre en no pocos eventos deportivos.

Para Cuba lo más trascedente sigue siendo su presencia en la lid, luego de que en la pasada se creara cierta incertidumbre sobre la continuidad de la participación de nuestra selección. No quiere decir que, llegado este punto, no se vaya como siempre a luchar al menos por una medalla, algo que solo ha sido posible una vez en el 2015 con el oro de Pinar del Río tras el regreso de Cuba al evento caribeño.

Los Alazanes llegan a Jalisco con la aureola de un gran “corrido”: el de ser dos veces seguidas campeón de Cuba; eso le da prestancia a un elenco que no va de principiante, pues tiene aún fresca su participación en la anterior contienda.

Los Alazanes llegan a Jalisco con la aureola de un gran “corrido”: el de ser dos veces seguidas campeón de Cuba; eso le da prestancia a un elenco que no va de principiante, pues tiene aún fresca su participación en la anterior contienda.

Están allí con la solidez de un conjunto que se ha armado “a la calladita” en los últimos años, con sus peloteros “nativos” irrigados en ligas profesionales como son los casos de Alfredo Despaigne, Roel Santos y Lázaro Blanco, y que luego se refuerza con pedidos a la medida de las necesidades de determinadas posiciones y que, para colmo de suerte, terminan insertándose como si siempre hubiesen jugado en Granma.

Llegan esta vez mucho más en competencia y con la carga eléctrica de haber triunfado hace solo unos días en una de las finales más reñidas, emotivas y competitivas que se hayan disputado en la historia de los clásicos nacionales, detalle que puede servirles de mucho, pues así se equiparan un tanto al resto de las selecciones, la mayoría de las cuales tiene aún en sus trajes marcados la tierra de los respectivos terrenos donde se titularon.

Para esta versión de la Serie del Caribe el equipo se fortaleció con parte de lo mejor que tiene el país ahora mismo, aunque siempre quedan exclusiones que son carne de polémica como las del cerrador José Ángel García, Misael Villa y Geidys Soler.

Para esta versión de la Serie del Caribe el equipo se fortaleció con parte de lo mejor que tiene el país ahora mismo, aunque siempre quedan exclusiones que son carne de polémica como las del cerrador José Ángel García, Misael Villa y Geidys Soler. En última instancia, es más cuestionable la dirección técnica que la propia selección de jugadores.

No obstante, Granma tiene dónde escoger luego de una alineación donde se combinan poder y maestría al bate, velocidad sobre las bases, garantía defensiva en su llamada línea central, un banco con opciones con Alexander Ayala, Juan C. Torriente, Rafael Viñales, Yoennis Céspedes, Jorge Jhonson, Frank Camilo Morejón y un pitcheo que se probará en el box a fuerza de balas y donde los roles habituales pueden perderse en un torneo tan corto ante bateadores de nivel, algunos de ellos de origen cubano.

Los Alazanes cuentan también con un mánager que, a fuerza de probarse, ha logrado salir ya de las fronteras bayamesas y ha mostrado carácter, autoridad, sapiencia, mesura y capacidad para aglutinar, unido a una coraza para resistir críticas y responder más con el resultado en el terreno que con el verbo.

Los Alazanes cuentan también con un mánager que, a fuerza de probarse, ha logrado salir ya de las fronteras bayamesas y ha mostrado carácter, autoridad, sapiencia, mesura y capacidad para aglutinar, unido a una coraza para resistir críticas y responder más con el resultado en el terreno que con el verbo.

Ya se sabe que, aun cuando faltan en las nóminas varios nacionales comprometidos con sus franquicias para la próxima temporada de las Grandes Ligas, los elencos en concurso tienen el oficio y la calidad suficientes para darle al torneo un toque de dignidad y exigencia beisboleras.

Aunque con nombres diferentes, Cuba ya tiene algo de experiencia al ser su quinta incursión en esta lid. Algunos hombres, incluso, gozan del favor de la repetición como Alfredo Despaigne, y Frederich Cepeda Cruz, el único cubano que tiene el privilegio de haberse colgado la condición de Jugador Más Valioso cuando integró el equipo dorado de Pinar del Río en la versión del 2015 en San Juan, Puerto Rico.

Lo más importante parece ser llegar a semifi nales por cualquier vía y agenciarse un puesto en la final para aspirar a luchar por una medalla.

Este sábado en su segunda salida los Alazanes se medirán con Tomateros de Culiacán, de México; luego enfrentarán a República Dominicana (Águilas Cibaeñas) y a Puerto Rico (Criollos de Caguas) el lunes 5 y el martes 6, respectivamente.

Lo importante es que otra vez a esta selección cubana le toca mantener altos los grados de candor beisbolero que en los últimos días ha vivido el país y también más allá de sus fronteras.

Lo importante es que otra vez a esta selección cubana le toca mantener altos los grados de candor beisbolero que en los últimos días ha vivido el país y también más allá de sus fronteras.