El anexo no desaparece

Los 90 estudiantes del anexo que se creó en Guayos del Instituto Preuniversitario Urbano Nieves Morejón de Cabaiguán se cambiaron de su sede en aquella localidad para solucionar temporalmente una emergencia escolar, un efecto que late hasta hoy y fue el motivo por el que un grupo de padres de los muchachos de la enseñanza media hicieron llegar una carta a Escambray.

El caso fue tratado en esta misma página: ante el deterioro constructivo de la primaria guayense Reemberto Abad Alemán; como consecuencia de la chapucería y la negligencia durante su construcción, el lugar resultó peligroso para la seguridad física de los niños, quienes debieron abandonar el centro.

Después de concluir los meses del curso 2016-2017 hacinadas en las escuelas Otto Parellada y Ramón Balboa, la matrícula de más de 250  pioneros fue reubicada donde radicaba el pre, una decisión que, según Nacyra Cruz Acosta, directora Municipal de Educación en Cabaiguán, no fue tomada a la ligera, sino que se valoraron todas los espacios que en Guayos pudieran emplearse como aulas y donde también influyeron como sucede siempre en estos casos, las regulaciones del Ministerio de Salud Pública que vela por las condiciones higiénicas adecuadas de cada centro educativo. De ubicarse en locales distantes, se hubiera afectado el almuerzo para más del 60 por ciento de los pequeños que se acogen al régimen de seminternado.

La preocupación fundamental que expresa la misiva es que el anexo desaparezca; sin embargo, la dirigente del sector asegura que tal posibilidad no se ha valorado, por el contrario, si hoy permanecen los estudiantes de onceno grado en un aula de la Escuela Secundaria Básica Urbana Eliseo Reyes, de Guayos, es precisamente a fin de respetar la concepción del anexo.

Para el inicio del curso escolar 2017-2018, explica Cruz Acosta, se tomó en consideración que los estudiantes de décimo fueran situados en la sede cabaiguanense para que comprobaran el cambio de enseñanza. El diálogo medió entre los profesores y la familia, se ha mantenido en las reuniones mensuales con el consejo de padres y hasta el presente no han existido inconformidades.

Por otra parte, la permanencia de los de duodécimo grado en Guayos no fue viable en el mes de octubre por la falta de cobertura docente en la asignatura de Matemática, asunto que en general aqueja la plantilla del preuniversitario actualmente, aunque se han buscado soluciones. Y, según la directora de Educación, el profesor que pudo asumir ese puesto no presentó a tiempo la documentación requerida para contratarlo.

Como posibles paliativos para el transporte de los adolescentes se coordinó una guagua del sector y se gestionó el almuerzo en una escuela seminterna del municipio, pero esas opciones no fueron acogidas por el grupo de padres y alumnos.

No obstante la coyuntura que trajo malestar sobre todo para la economía familiar de los estudiantes, señala Cruz Acosta que en el pre los muchachos de duodécimo grado disponen de Internet para la preparación con vistas a las pruebas de ingreso y, en el caso de los de primer año, cuentan con laboratorios de Química y Física para una realización excelente de sus prácticas en estas asignaturas, actividad por la que los de onceno grado deben viajar hasta la cabecera municipal.

Recientemente la Dirección de Educación en Cabaiguán recibió el dictamen técnico para reparar la escuela primaria Reemberto Abad Alemán por un valor de 72 000 pesos, dinero que provendrá del pago de la contribución territorial para el desarrollo local.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.