Intervienen 7,3 millones de cubanos en consulta sobre Constitución

Constitución, reforma, Cuba
En la construcción del texto se ha manifestado el protagonismo de los cubanos. (Foto: Arelys García Acosta)

Cuando faltan dos semanas para que culmine en Cuba la consulta popular sobre el proyecto de una nueva Constitución, siete millones 370 mil personas participaron ya en este proceso

El secretario del Consejo de Estado, Homero Acosta, también diputado e integrante de la comisión parlamentaria encargada de redactar la carta magna, que de aprobarse en febrero en un referendo sustituiría a la vigente desde 1976, resaltó el protagonismo de los habitantes de la isla en la construcción del texto, el cual encarna una reforma total de la actual ley de leyes.

La nueva Constitución será fruto genuino de una verdadera participación popular, y el pueblo podrá sentirse orgulloso de un aporte que la legitima y representa un legado para las futuras generaciones, precisó al intervenir en un programa especial de la Televisión Cubana.

El proceso que comenzó el 13 de agosto y se extenderá hasta el 15 de noviembre transcurre en barrios, centros de trabajo y estudio de la mayor de las Antillas, así como en el exterior, donde emiten sus criterios los cubanos que cumplen misión estatal o residen en decenas de países.

De acuerdo con Acosta, se trata de una experiencia única, tanto al analizar la historia constitucional de la isla como lo ocurrido en otras partes del mundo.

Vemos que en este proceso el pueblo participa directamente en la construcción del texto, de una manera libre y efectiva, y todas sus opiniones cuentan, porque son analizadas, subrayó.

Asimismo, destacó el interés de los cubanos por encarar el proceso bien preparados, con cerca de dos millones de tabloides con el proyecto distribuidos en las 15 provincias de la nación caribeña.

Correos de Cuba asegura que es el material más rápido vendido en el país, expuso.

El 22 de julio, la Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó el proyecto de nueva carta magna y convocó a la consulta popular, de la cual salen propuestas de modificación, adición y eliminación sobre el documento compuesto por un preámbulo y 224 artículos, 87 más que la Constitución vigente.

Según se explicó en el programa televisivo, los criterios emitidos son recopilados por un equipo nacional de procesamiento, que para facilitar su trabajo cuenta con soportes elaborados en la Universidad de las Ciencias Informáticas.

Este equipo tributa elementos a un grupo de análisis integrado por 30 personas, quienes tienen la misión de estudiar las propuestas y remitirlas a la comisión de la Asamblea Nacional encargada de elaborar el nuevo texto.

La reforma implica cambios en la estructura del Estado, incluyendo la creación de los cargos de presidente de la República, vicepresidente y primer ministro; reconoce el papel del mercado y de nuevas formas de propiedad en Cuba, entre ellas la privada; y amplia los derechos, manteniendo el carácter socialista del país y el papel rector en su sociedad del Partido Comunista.

Suman casi 660 mil las propuestas sobre nueva Constitución cubana

Cuba, Constitución, reforma
El proyecto de una nueva Constitución cubana ha generado una amplia gama de propuestas.

La consulta popular sobre el proyecto de una nueva Constitución cubana acumula casi 660 mil propuestas de la población derivadas de más de 111 mil 870 reuniones en barrios, centros de trabajo y estudio.

De acuerdo con Marcela González, vicejefa del equipo nacional encargado de procesar las opiniones de los ciudadanos, cuando restan dos semanas para el cierre del proceso, se han presentado 560 mil propuestas de modificación del texto, 27 mil 238 adiciones, 38 mil 505 eliminaciones y 33 mil 781 dudas.

En la consulta prevista del 13 de agosto al 15 de noviembre han participado siete millones 370 mil 160 personas, incluyendo cubanos que trabajan o residen en el exterior, con un total de un millón 445 mil 289 intervenciones, señaló en un programa especial de la Televisión Cubana dedicado al tema.

González comentó que el equipo trabaja en grupos y lo integran juristas y representantes de organizaciones de la mayor de las Antillas, apoyados por un software elaborado en la Universidad de las Ciencias Informáticas.

Respecto a los temas más tratados por la población en las reuniones, la funcionaria citó el artículo 68 del proyecto de nueva carta magna, que propone cambios en la institución del matrimonio, al definirlo como la unión entre dos personas (la actual establece entre un hombre y una mujer) y el 121, que fija en hasta dos períodos consecutivos de cinco años la gestión del presidente de la República.

Ambos aspectos generan diversas opiniones, con personas que respaldan el cambio en el matrimonio y otras que se oponen, mientras en el caso de los mandatos del jefe de Estado, algunos piden limitarlo a uno y otros abogan por no establecer cotas o porque la última palabra la tenga la eficiencia de su trabajo y la decisión del pueblo a través de la Asamblea Nacional. También en el caso del presidente de la República -una figura que se crearía de aprobarse la nueva ley de leyes- existen puntos de vista contrarios al propuesto en el artículo 122, según el cual el mandatario debe ‘tener hasta 60 años de edad para ser elegido en este cargo en un primer período’.

En el programa televisivo, González expresó además el interés generado por los artículos 31 (el trabajo es un valor primordial de nuestra sociedad y fuente principal de ingresos), 48 en su inciso f) (toda persona tiene derecho a recibir asistencia jurídica para ejercer su defensa) y 82 (derecho a una vivienda digna).

El equipo de procesamiento de los criterios derivados de la consulta traslada los mismos a un grupo de análisis activado el 28 de septiembre, mecanismo responsable de discutir a fondo las propuestas para elevarlas a la comisión de la Asamblea Nacional del Poder Popular que redactará el texto final, el cual será sometido a referendo popular en febrero de 2019.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.