Ministerio de Industrias concede prioridad a la atención a los jóvenes

El titular del ramo, Alfredo López Valdés, encabezó en Sancti Spíritus un encuentro con representantes de las empresas de la provincia adscriptas a este ministerio

Industrias, jóvenes, Cuba
Cada joven tiene que tener un plan ajustado a sus potencialidades, precisó el ministro Alfredo López. (Foto: Escambray)

El trabajo con el universo juvenil de las entidades del Ministerio de Industrias, su superación y motivaciones esenciales, constituye una de las prioridades del sector, sobre todo para los directivos, quienes tienen la responsabilidad de brindarles especial atención.
Al presidir un encuentro este martes al que asistieron representantes de las empresas de la provincia de Sancti Spíritus adscriptas a este ministerio, Alfredo López Valdés, titular del ramo, reiteró que en aras de desarrollar sus capacidades y convertirlos en mejores trabajadores o cuadros, cada joven tiene que tener un plan ajustado a sus potencialidades.
De acuerdo con López Valdés, en ese programa deben incluirse tanto acciones de superación como tareas concretas que permitan valorar la respuesta de las nuevas generaciones ante problemas comunes en estos centros, como puede ser la rotura de una pieza clave en la producción.
Significó que eso incluye también escucharlos constantemente, atenderlos desde todos los puntos de vista, incluso desde que comienzan en los politécnicos o en el primer año de la universidad, porque solo así, reiteró, podrán desempeñarse mejor en lo que hacen.
Tras indagar en las experiencias de varios de estos colectivos en el territorio, el titular de Industrias recordó que las Brigadas Técnicas Juveniles y los convenios con las casas de altos estudios son esenciales en este sentido, y subrayó que los alumnos agradecen mucho cuando los profesores son personas vinculadas a la producción porque traen
herramientas de la vida cotidiana y de la práctica en esas entidades.
Por el volumen de jóvenes incorporados a su plantilla, instó a seguir muy de cerca el desempeño de la fábrica de almohadillas sanitarias Mathisa y de Confecciones Cumbre.
Otro de los temas ampliamente abordados por López Valdés fue el del control y la supervisión que se imponen en cada uno de los centros pertenecientes a este ministerio y la responsabilidad directa que también tienen aquí los directivos.
El uso del combustible y la efectiva organización de la guardia obrera son elementos cardinales a tener en cuenta, enfatizó, pues en estos lugares se trabaja con recursos que en el llamado mercado negro tienen una gran demanda y, por ende, hay que preservarlos.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.