Presentan primer videojuego cubano, Rabi el almiquí

Rabi está disponible para sistema Windows y puede descargarse en la página http://ludox.cubava.cu/. Próximamente saldrá una versión para sistemas Android

cuba, joven club de computacion y electronica, videojuegos
Póster promocional. (Foto: Cubadebate)

Este martes los Joven Club de Computación y Electrónica presentaron en el Museo de Ciencias Naturales, Rabi el almiquí, primer videojuego cubano de tres (Coco Pak, ¡Rescate Extremo!) que lanzará el equipo Ludox en saludo al 60 aniversario del Triunfo de la Revolución.

“Siempre vemos el monte cubano desde la perspectiva de un ser humano. La idea de Rabi es conocer el monte desde la visión de un almiquí, un animal que enfrenta diversos obstáculos por su tamaño, en una jungla nocturna que no conocemos”, comentó Vladimir Lauret, a cargo de la dirección artística.

Rabi tiene tres niveles que persiguen familiarizar a los jugadores con las mecánicas del juego, la gama de colores y el objetivo que persigue, ganar en mayor conciencia en el cuidado de la fauna cubana. Más adelante, el juego incluirá cuevas conocidas de nuestra historia, animales cubanos en peligro de extinción y objetos de la cultura aborigen de nuestra isla, que servirán como estudio de nuestra identidad.

“Este juego surge a raíz del Global Game Jam, evento donde debes crear un prototipo de videojuego en 48 horas. Tiempo después nos planteamos continuar su desarrollo enfocados en mostrar Cuba desde su naturaleza y mundo primitivo. Tratamos de recrear de la forma más carismática posible el ambiente de ese pequeño animal y su entorno”, comentó Bladimir Pavón, programador principal.

El desarrollador de Ludox comentó además que Rabi funciona con mecánicas simples del modo 2D. Saltar, correr, caminar, en un mundo donde los niveles irán marcando la dificultad del juego. “Ir de lo básico a lo difícil, que sea atractivo para todos y que no sea imposible”.

Vladimir Lauret dijo que en próximas versiones Rabi tendrá un mejor acabado en el aspecto visual de los fondos, la fauna. Sin embargo, no será lo más importante que defina su desarrollo. La pausa tras la primera versión permite a los jóvenes creadores de los Joven Club asociarse con especialistas del Museo de Ciencias Naturales con el objetivo de brindar un producto que divierta pero que a la vez eduque. Qué come el almiquí, qué depredadores enfrenta y su historia, son algunos de los temas en los que profundizará Ludox.

La salida de una primera versión permite que el público interactúe con el juego y proponga cambios que pueden o no suceder sobre la marcha de próximas versiones, un estilo de creación muy utilizado actualmente por grandes compañías de videojuegos en el mundo y que ya vimos durante el desarrollo de Coliseum.

 

One comment

  1. a ver no se si ustedes han estado viviendo bajo una piedra pero este no es el primer videojuego cubano de por si hay mas de 20 ya

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.