Díaz-Canel en la Mesa Redonda: “Somos un pueblo que no se deja amedrentar por nada ni por nadie”

Expresó el Presidente cubano durante su comparecencia televisiva este miércoles para informar al pueblo sobre la aplicación de nuevas medidas para enfrentar la compleja situación energética en el país

cuba, miguel diaz-canel, presidente de cuba, combustibles, energia electrica, mesa redonda
“Vamos a seguir dando información, a seguir de cerca las inquietudes de la población y sus estados de opinión”, expresó Díaz-Canel. (Foto: Presidencia de Cuba)

“La mejor respuesta la va a dar nuestro pueblo. Nos corresponde a todos asumir con responsabilidad, con solidaridad, con sentido de unidad y espíritu de sacrificio el enfrentamiento a esta hora coyuntural”, aseveró el mandatario cubano en el cierre de su comparecencia especial en el programa televisivo Mesa Redonda, en el que estuvo acompañado por los ministros de Economía, Energía y Minas y Transporte.

Significó, además, que el pueblo cubano está, como siempre, “escribiendo nuevas páginas de heroísmo; ahora, hay que trabajar distinto, porque los tiempos son distintos”, subrayó, y agregó que pese a ello “no cambian los principios ni la voluntad de resistir desde la creación”.

“Somos los hijos de la Generación del Centenario y cumpliremos con ella, que es también cumplir con el pueblo cubano”, sentenció Díaz-Canel, y recordó que la Revolución en la isla ha tenido la dicha de ser contada y cantada, para expresar luego que en lo adelante “esta Revolución no va a dejar de ser contada ni cantada, porque ni nos vamos a amargar la vida, ni vamos a perder el sueño”.

También declaró ante las cámaras de televisión: “Somos un pueblo que no se deja amedrentar por nada ni por nadie”, y en este punto de su mensaje directo a Cuba evocó el ejemplo del Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, fallecido hace exactamente una década, quien al término de un combate en la Sierra Maestra lanzó el grito de ¡Aquí no se rinde nadie!, que sigue siendo para nosotros una especie de consigna, dijo Díaz-Canel. Trajo a colación el espíritu jocoso y el carácter jovial de Almeida, para sostener que hasta en condiciones como las actuales el pueblo cubano seguirá bromeando.

“Todas estas premisas, todas estas ideas, todos estos criterios que hemos estado compartiendo y explicando se están organizando en los planes de implementación de cada provincia y cada municipio, de cada empresa”, adujo.

“Vamos a seguir dando información, a seguir de cerca las inquietudes de la población y sus estados de opinión”, expresó. Dijo, además, que en la Mesa Redonda de mañana jueves estará presente, de nuevo, el Consejo de Ministros para ofrecer detalles sobre las nuevas medidas.

“El mundo nos verá y nos admirará en la misma medida en que verá y condenará a nuestros adversarios. Hoy son tiempos de Patria o muerte”, aseguró también el mandatario cubano en el espacio televisivo estelar.

MEDIDAS EN EL SECTOR DEL TRANSPORTE

Minutos antes el Ministro del Transporte, Eduardo Rodríguez Dávila, ofreció detalles sobre las medidas que se comenzaron a aplicar desde este miércoles, en las que se han conciliado prioridades, dijo, como el uso del ferrocarril en la transportación tanto de pasajeros como de carga, el traslado de combustibles y alimentos, las actividades portuarias y aeroportuarias y la garantía de la canasta familiar normada.

Apuntó el Titular del ramo que en lo tocante al transporte público se tratará de priorizar servicios sensibles como los llamados medibús (para el traslado de enfermos hacia determinados hospitales) y las hemodiálisis. Habló, asimismo, de reajustar la salida de trenes nacionales a partir de precisiones que se comenzarán a realizar este jueves, en concordancia con lo cual “no todas las personas que poseen reservaciones van a poder viajar en la fecha prevista, aunque conservarán el derecho al reintegro de esos pasajes”.

Se garantizará, declaró, al menos un viaje por ómnibus entre La Habana y las cabeceras provinciales, y se rediseñarán los esquemas del transporte de pasajeros en horarios picos y tramos de mayor movilidad. También hizo referencia a “todo un sistema de inspectores y cuadros” para velar porque quienes conducen contribuyan con las necesidades de transportación de pasajeros. En tal sentido, llamó al óptimo aprovechamiento de los viajes, incluso de los carros que están destinados a trasladar cargas.

El Ministro de Transporte aludió al propósito de respaldar el quehacer de los trabajadores por cuenta propia del sector, como es el caso de las cooperativas de taxis ruteros en la capital cubana. “Desde el nivel central hasta la base se estarán tocando los problemas”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *