Integrar saberes para avanzar en la solución de problemas

Díaz-Canel Bermúdez, dio seguimiento a la marcha de los programas de la Tarea Vida, Memoria Histórica y del Polo Científico Productivo de La Habana, Artemisa y Mayabeque

El presidente cubano encabezó el análisis de importantes programas del país. (Foto: Estudios Revolución)
El presidente cubano encabezó el análisis de importantes programas del país. (Foto: Estudios Revolución)

El Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, dio seguimiento este lunes a la marcha de los programas de la Tarea Vida, Memoria Histórica y del Polo Científico Productivo de La Habana, Artemisa y Mayabeque.

Cada vez más frecuentes, intensos y extensos son los procesos de sequía
en la provincia de Guantánamo, uno de los territorios donde mayor variabilidad y complejidad climática se manifiesta en el país, con las
consecuentes afectaciones a la productividad de sus suelos.

Sobre las acciones que allí se han diseñado como parte del Plan de
Estado para el enfrentamiento al cambio climático conoció este lunes el
Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en el
más reciente encuentro de trabajo para chequear el comportamiento de este programa priorizado del Gobierno.

Según se explicó, en la más oriental de las provincias cubanas, la
también conocida como Tarea Vida está “vinculada a la producción
agrícola, la construcción de viviendas, los servicios a la población, las
inversiones en la industria alimentaria, las fuentes renovables de energía
y los proyectos de desarrollo local”.

En tal sentido, durante el 2019 fueron identificados como prioridades en
el trabajo el municipio de Baracoa y la zona semiárida comprendida desde
Maisí hasta Niceto Pérez. En dichos territorios se elaboran y ejecutan
proyectos de drenaje para beneficiar áreas de cultivo y de viviendas; y se
implementan medidas de conservación y mejoramiento de suelos en bases
productivas, lo cual ha permitido una disminución de los procesos de
degradación de los suelos y el incremento de la producción de alimentos y
de la cobertura forestal.

De manera especial se destacó la ejecución de la planta potabilizadora
Guanta, que beneficiará unos 64 mil habitantes de la zona Sur de la ciudad
de Guantánamo, donde se ampliará el servicio y mejorará la calidad del
agua. Además, se han concluido cinco plantas potabilizadoras compactas en el municipio de Maisí y se encuentra en proceso de construcción y
rehabilitación el sistema de tratamiento de residuales del municipio de
Caimanera.

Igualmente, entre otros elementos se insertan en la estrategia para el periodo 2020-2030 la reforestación de la primera línea de costa y de las
fajas hidrorreguladoras de los ríos; la siembra de más de 2 mil hectáreas
de coco; así como el aumento de fuentes de abasto de agua para destinos
como la industria, la población, la agricultura y la generación de
energía.

El Presidente Díaz-Canel consideró que esta es una provincia donde se
debe “seguir con mucha intencionalidad el cumplimiento de  la Tarea Vida
porque es una de las más afectadas por el cambio climático, con problemas
ya acumulados, sobre todo el de la desertificación y la salinización en
varias áreas”.

En la visita que acabamos de realizar con el Consejo de Ministros –acentuó- se aprecia que trabajan con coherencia y se realiza un grupo de inversiones en función de mitigar estos problemas, pero indudablemente es un territorio con complejidades diferentes al resto del país.

Durante el encuentro, donde también participaron Roberto Morales Ojeda, vicepresidente del Consejo de Ministros; Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; y Elba Rosa Pérez Montoya, ministra de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente, se analizaron además los avances alcanzados por este último organismo en la implementación de la Tarea Vida, como rector de todas las acciones que al respecto se realicen a lo largo y ancho del territorio nacional.

Entre los principales resultados alcanzados desde la aprobación del Plan
de Estado en abril de 2017 hasta la fecha sobresalen el programa permanente para la recuperación de las playas que incluye el saneamiento y rehabilitación de la duna y la reconstrucción de pasarelas.

Además, han avanzado en la protección de los manglares, sobre todo
mediante el Proyecto Manglar Vivo que busca la reducción de la
vulnerabilidad ambiental a las inundaciones costeras en el sur de las
provincias de Artemisa y Mayabeque; y se experimenta en la rehabilitación
de los arrecifes de coral, con prioridad en las crestas que bordean la
plataforma insular.

A la par de todo ello, se llevan a cabo constantes estudios científicos
en los más variados temas que permiten identificar problemas y definir las
mejores soluciones para hacerles frente, en lo cual se hace cada vez más
necesario involucrar un mayor número de instituciones.

De igual manera, se coincidió en destacar que los resultados científicos obtenidos en los últimos años y su sistemática actualización, demuestran la pertinencia y validez de su continuidad en aras de ajustarse a nuevos escenarios y predicciones que permitan la oportuna preparación de la economía y la sociedad para prevenir y minimizar los impactos del cambio climático.

El mandatario cubano enfatizó que se debe buscar en todo momento y en
cada acción que se realice una coherencia con los indicadores de los
Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones
Unidas. Que el organismo rector de esta tarea –dijo- esté rindiendo
cuentas hoy aquí sobre su trabajo ofrece unan transparencia en el
cumplimiento de sus responsabilidades y muestra el reconocimiento que se ha logrado del tema.

Como parte de su agenda de trabajo el Presidente de la República de Cuba
también dio seguimiento al Programa para detener el deterioro del
patrimonio documental de la nación, que en esta ocasión incluyó el análisis de este tema en la Fiscalía General de la República y el Tribunal Supremo Popular.

En los archivos de ambos órganos se atesoran valiosos documentos
relacionados con la vida social, económica y política del país y
particularmente en materia de interés de las causas pendientes en procesos judiciales.

El trabajo realizado en las dos entidades constituye una muestra del
empeño que se ha puesto a nivel de país para recuperar y dotar de condiciones adecuadas los locales de sus archivos en toda la Isla; completar
sus plantillas con el personal especializado necesario; emplear cada vez
más las nuevas tecnologías y fortalecer los lazos con la ciencia y la
innovación en el quehacer cotidiano.

Avanzada la jornada vespertina de este lunes el Jefe de Estado presidió
también la reunión del Polo Científico Productivo de La Habana, Artemisa
y Mayabeque, en la cual se presentó un análisis integral sobre la expansión de generación de electricidad en Cuba y su proyección hacia el
año 2030.

Según informó el director de Desarrollo del Ministerio de Energía y
Minas, Lázaro Guerra, el país trabaja para alcanzar una matriz de
generación de electricidad que garantice más eficiencia e independencia
energéticas, a través de un mayor empleo del crudo nacional en sus
centrales termoeléctricas; el aumento del uso de las fuentes renovables de
energía y un impacto medioambiental con la reducción de las emisiones de
dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero.

Al respecto, el vicepresidente del Consejo de Ministros, Roberto Morales
Ojeda, llamó la atención sobre las incalculables reservas que existen en
las universidades y diferentes organismos en lo referido a la innovación
tecnológica y que pueden aprovecharse mucho más.

En tanto, Díaz-Canel reflexionó que ninguna alternativa por sí sola
resuelve el problema energético del país; todas en su conjunto son
importantes y contribuyen a tener una matriz energética más eficiente.
(Tomado de la Presidencia de Cuba)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *