Lucumí y Bonico: dos industrias con impacto social en Sancti Spíritus (+fotos)

Amplia gama de productos se elabora en ambos establecimientos para abastecer la demanda territorial. Tras concluir las cuantiosas reparaciones, las fábricas garantizan más cantidad y variedad de surtidos

sancti spiritus, industria alimentaria, fabrica de conservas, lucumi
Una mejor presencia muestran los productos que se comercializan por parte de Lucumí. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Tras dos años de parada productiva por estar sometida a una cuantiosa reparación que superó los 800 000 pesos, la fábrica Lucumí, de Sancti Spíritus, reabrió sus puertas con un mejor reordenamiento interior y el acabado de todas sus áreas, acción que le permite hacer mayores volúmenes de alimentos y diversificar sus surtidos, destinados por completo a los espirituanos.

Así lo ratificó a Escambray Osbel Rives Jiménez, su administrador, quien además reconoció que ahora cuentan con las condiciones para realizar el proceso en marcha hacia adelante, que exige la Norma Cubana de Calidad ISO-9000, al no tener que cruzar las materias primas con los productos terminados, como sucedía antes de la remodelación.

Desde que comenzó a funcionar, hace apenas dos meses, Lucumí incursiona en la obtención de puré de tomate, dulces en barra y en almíbar, jalea de leche, mermeladas y conservas de vegetales; aunque, según el propio administrador, se espera introducir otros productos como las salsas condimentadas y las pastas.

sancti spiritus, industria alimentaria, fabrica de conservas, lucumi
En envases de diferentes formatos se venden los productos elaborados en Bonico y Lucumí. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Para este año la pequeña industria espirituana, que cuenta en su haber con décadas de desempeño, tiene previsto obtener unas 200 toneladas de productos terminados, los cuales se presentan en envases de diferentes formatos para su venta en ferias agroindustriales y en otros puntos de venta, incluso en la propia instalación.

Por su parte Omar González Fábrega, subdirector de la Unidad Empresarial de Base Conservas y Otros, perteneciente a la Empresa Alimentaria en Sancti Spíritus, dijo que con igual desempeño labora Bonico, la otra industria de este tipo en la provincia, que fue sometida también a una amplia remodelación.

“En Bonico desarrollamos diversos surtidos —explica Fábrega—, en dependencia de las entradas de las materias primas, principalmente las frutas y vegetales provenientes del sector cooperativo y campesino y las entidades estatales. Para este año continuaremos con los dulces en barras y en almíbar, así como los encurtidos y otras elaboraciones, para el abastecimiento de los habitantes de Jatibonico y de localidades aledañas a este territorio”.

sancti spiritus, industria alimentaria, fabrica de conservas, lucumi
La amplia reparación a que fue sometida la industria le garantiza mayor funcionalidad a la fábrica espirituana. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *