No estamos en período especial

La certeza del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros se fundamente en una realidad tangible: la existencia de una estrategia de desarrollo, una economía más diversificada, un reconocido apoyo internacional, el respaldo del pueblo y la amplia experiencia acumulada en el enfrentamiento a las adversidades

cuba, miguel diaz-canel, presidente de cuba, combustibles, energia electrica, mesa redonda
El mandatario cubano expuso diversos argumentos que esclarecieron que Cuba no vive un contexto similar. (Foto: @oneliocc)

Por estos días a más de un cubano le ha pasado por la cabeza que la isla regresa a un período especial, aquella crisis de los años 90 del siglo pasado que estrechó como nunca la economía y la vida misma en cada rincón del archipiélago nacional, con carencias de todo tipo y una escalada de apagones que, quienes la conocieron, no la olvidan.

Tal preocupación popular le llegó al Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel Bermúdez durante la comparecencia en la Mesa Redonda el pasado 11 de septiembre, a propósito de la actual coyuntura energética, lo cual, unido a otras limitaciones, pudieran insinuar la vuelta a un nuevo período especial, por cierto, una matriz de opinión esgrimida por los enemigos de la Revolución.

Ante una pregunta del moderador del espacio, el mandatario cubano expuso diversos argumentos que esclarecieron que Cuba no vive un contexto similar. “Comprendemos que puede haber preocupación entre las personas, pero no estamos en período especial, la manera en que hemos trabajado en estos años no nos debe conducir a una situación de período especial; hoy contamos con fortalezas que entonces no existían y eso dibuja un escenario cualitativamente distinto al que el país tuvo que enfrentar en aquel momento”, recalcó.

Dicha certeza está lejos de cualquier superficialidad; al contrario, Díaz-Canel la explica aludiendo a una realidad diferente a aquella de unas tres décadas atrás. Por eso subrayó que tenemos una estrategia de desarrollo económico y social aprobada en los dos últimos Congresos del Partido Comunista de Cuba. Además, acotó, contamos con una Conceptualización del Modelo Económico y Social, así como las bases para la elaboración del Plan Nacional hasta 2030, en pos del desarrollo de la isla a largo plazo.

Durante la exposición para esclarecer la actual coyuntura energética que enfrenta el país como consecuencia del acoso que practica Estados Unidos al suministro de combustible, el Presidente cubano expuso que “situaciones más complejas de carencias nos pueden llevar a que los programas anden más rápido o menos rápido, pero andarán, sin espacio para la improvisación”, afirmó.               No podemos hablar de un nuevo período especial mientras la base fundamental del sistema energético del país se mantenga estable en su producción, esclareció Díaz-Canel. A seguidas argumentó: “Otro elemento que también nos permite enfrentar esta situación puntual es que hoy producimos nacionalmente una cantidad de petróleo que cubre casi el 40 por ciento del consumo actual del país, y esa producción incluye al 48 por ciento del petróleo que hay que dedicar a la generación eléctrica, por lo que con la producción nacional se garantiza la estabilidad de las termoeléctricas que es la base fundamental de nuestra generación”.

Asimismo, se refirió al aporte que desempeña en la economía el sector del Turismo y detalló otras fortalezas del país para enfrentar la actual situación, entre ellas, la exportación de bienes y servicios, la industria biofarmacéutica, la apertura de la inversión extranjera en sectores claves para el desarrollo de la nación y el hecho de tener una economía más diversificada con superiores capacidades constructivas. Destacó, además, el rol de los rubros exportables y el papel que desempeña hoy el trabajo no estatal.

Hemos diversificado los mercados —añadió—, antes se dependía prácticamente del azucarero; también contamos con las experiencias anteriores del enfrentamiento a los momentos más agudos del período especial y “nuestra victoria demostró que sí se pudo, sí se puede y sí se podrá”, apuntó.

En otro momento de la comparecencia, el mandatario cubano precisó que no iba a entrar combustible hasta el día 14 de este mes, pero durante todo el mes de septiembre se va a trabajar con ajustes en las medidas y los consumos.  El combustible que arribe al país en los próximos días “hay que usarlo eficientemente”, señaló. Informó, además, que todos los contratos de combustible para garantizar los arribos en el mes de octubre están negociados.

El Presidente cubano apeló a la “comprensión del pueblo, no hay un desabastecimiento de otros productos, es una situación energética y que la vamos a enfrentar con unidad y el apoyo popular. Tenemos que trabajar con el concepto de que nos debemos al pueblo, hay un compromiso con la información y lo que la Revolución necesita es que demos la gran batalla por defenderla, por la economía y le rompamos al imperio el plan de destruirnos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *