Persecución y golpizas contra miembros del MAS en Bolivia

Golpizas en plena vía pública se sumaron a las acciones contra las personas afines a Morales

bolivia, mas, golpe de estado, evo morales, manifestaciones, violencia
La Asamblea Permanente de Derecho Humanos de Bolivia arengó la violencia, el golpe contra Evo y calló frente a 34 muertos, heridos y detenidos. (Foto: PL)

Persecuciones e intimidaciones del gobierno golpista en Bolivia a dirigentes del Movimiento Al Socialismo (MAS) y de la administración del expresidente Evo Morales continúan hoy generando denuncias por las arbitrariedades y violaciones de derechos humanos.

Las golpizas en plena vía pública se sumaron a las acciones contra las personas afines a Morales, como la sufrida la víspera por el exsecretario de la Gobernación de Beni, Mauro Hurtado, por parte de Ernesto Suárez, miembro del régimen fascista.

El video donde se observa como dos individuos, uno de ellos con una camiseta con la imagen de una bandera de Estados Unidos, patean y gritan a Hurtado, fue publicado en Twiter por la exministra de Comunicación, Amanda Dávila, quien también enfrenta cargos por el gobierno de la autoproclamada presidenta Jeanine Áñez, por un supuesto daño económico al Estado.

Dávila recordó con dolor que la Asamblea Permanente de Derecho Humanos de Bolivia arengó la violencia, el golpe contra Evo y calló frente a 34 muertos, heridos y detenidos.

Asimismo, el excónsul de Bolivia en Argentina Ademar Valda, denunció el martes la violación de sus derechos humanos al ser arrestado de forma arbitraria en el aeropuerto ‘Jorge Wilstermann’, de Cochabamba, por supuesto uso ilegal del pasaporte diplomático.

‘Estoy siendo retenido ilegalmente en el aeropuerto Jorge Wilterman, no me explican las razones, hace más de 50 minutos que no me permiten abordar mi vuelo a Buenos Aires’, escribió Valda en su cuenta de Twitter cuando era trasladado a las instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen en esa urbe.

El exdiplomático anunció la existencia de una alerta migratoria por esa presunta violación y el impedimento de presentar sus documentos como cónsul, ‘pero resulta que yo compre mi boleto con mi Carnet de Identidad como todo ciudadano, el gobierno golpista solo busca intimidarnos’, enfatizó.

Valda, quien fuera diputado por el MAS, fue designado en el cargo por el entonces presidente Evo Morales, en agosto pasado y destituido el 23 de noviembre por Áñez.

El exgerente interventor de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamineto, Humberto Claure, y el exviceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, también están en la mira del régimen golpista en Bolivia.

Para dar con el paradero de Rada, fue emitido un pedido a la Interpol (Policía Internacional) o activación de la notificación azul al enfrentar cargos por tres muertes de civiles opositores en 2007 cuando fungió como titular de Gobierno, durante una protesta contra la asamblea constituyente en la ciudad de Sucre (Chuquisaca) bajo asedio de grupos violentos.

La Cámara de Diputados, con amplia mayoría el MAS, aprobó la semana pasada un proyecto de ley de garantías democráticas para impedir la detención y violencia de exfuncionarios y dirigentes sociales, pero la gobernante Áñez ratificó que está decidida a bloquearla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *