Afectadas con el abasto de agua cerca de 50 000 personas en Sancti Spíritus

Agotadas más de 60 fuentes de abasto en la provincia, incluidas afectaciones de consideración en el río Yayabo. Urge extremar medidas de ahorro

sancti spiritus, sequia, abasto de agua, recursos hidraulicos, embalses espirituanos
Las entregas de agua en el río Yayabo han disminuido de 300 litros por segundo a 100 litros por segundo y solo en determinados horarios. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

En medio de la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus —que lógicamente demanda más agua para la higienización—, el líquido se ha puesto jíbaro en muchas comunidades urbanas y rurales de la provincia, debido a la intensa sequía que afecta al territorio.

Hasta el momento suman más de 60 fuentes de abasto afectadas, de las cuales se suministra a una población cercana a las 50 000 personas, con los mayores perjuicios en Sancti Spíritus, Trinidad y Cabaiguán, aunque en Yaguajay y Fomento también se presentan dificultades en algunos acueductos de poblados pequeños.

“Se están ajustando los ciclos de entrega, se han creado sectores para alargarlos, en dependencia de la situación de la fuente. También algunas zonas reciben el agua en pipas, ya son más de 25 000 personas. Estamos desarrollando algunas acciones para mitigar esta situación”, aseguró a Escambray Fredesman Jiménez, delegado de Recursos Hidráulicos en la provincia.

En el caso de la ciudad de Sancti Spíritus, el mayor núcleo urbano aquí, el panorama se complica por la importante merma del cauce del río Yayabo: las entregas han disminuido de 300 litros por segundo a 100 litros por segundo y solo en determinados horarios.

“Ya el río no soporta el bombeo continuo, solo se realiza al amanecer y a las cuatro o cinco de la tarde hasta las ocho de la noche, que son los horarios pico para el consumo. El resto del agua que llega viene desde la planta potabilizadora de Macaguabo, pero no suple el déficit. Esta situación de la COVID-19, con las familias en las casas y medidas higiénicas extremas, ha aumentado el consumo de agua en plena sequía”, comentó el directivo.

Y agregó que otras veces se alargan los ciclos de entrega en Cabaiguán, que también se abastece del agua llegada desde la presa Tuinucú a la planta de Macaguabo, para beneficiar la villa del Yayabo, pero esa decisión resulta imposible debido a la situación del coronavirus y la cuarentena establecida en ese municipio.

“Esta ciudad es una de las pocas que reciben agua diariamente y la población no se encuentra preparada para enfrentar ciclos más largos. Donde no llega hay que ubicar pipas. Ya tenemos más de 10 200 personas aquí con el servicio deteriorado. Se están ejecutando algunas acciones: se creó un cargadero provisional para pipas en Colón, se está cambiando una válvula de desagüe en el tanque apoyado del río para mejorar la manipulación y evitar pérdidas y se están realizando algunas pruebas en la planta de Macaguabo para incrementar el volumen de agua hacia acá, pero eso lleva tiempo y es progresivo”, detalló la fuente.

En otros municipios como Yaguajay, Jatibonico y Cabaiguán se han realizado varias acciones para paliar el déficit de agua en pueblos y comunidades, mientras que en Trinidad se suprimen algunos salideros y se combaten las ilegalidades porque los ciclos de entrega por las redes se han extendido hasta quince días. “Este es un período seco muy intenso que obliga a cambiar la frecuencia del suministro de agua, eso siempre va a ser mejor que el tiro en pipas o secar la fuente de abasto y quedarse sin ninguna. Los Consejos de Defensa se encuentran activados tomando decisiones para afectar lo menos posible a la población, que también debe hacer un uso más racional del agua y extremar las medidas de ahorro”, concluyó.   

3 comentarios

  1. Creo ademàs q esos trabajos q comenzaron a realizarse ahora tenìan q haber estado hechos ya. El dirigente tiene q preveer e ir por delante de los problemas.

  2. Raul Denis Martin

    Si arreglaran los salideros que hay en Cabaiguan aprovecharian un 50% mas el agua de Managuaco y habria mas disponibilidad para SS. Yo creo que eso debe ser mas barato que las medidas q se proponen para deribar agua para el Acueducto viejo.

  3. Compañero Fredesman Jiménez, delegado de Recursos Hidráulicos de la provincia, disculpe que haga esta indiscreta reclamación pero al cubano que no le hierva la sangre con lo que pasa en nuestro barrio de Kilo 12, pienso que no es revolucionario, alli y puede constatarlo en las entre calle A y B de calle 2da existen dos abuelos salideros, por decirlo de alguna manera que llevan más de 3 meses derramando agua cristalina, limpia y clorada a la cloaca del final de la cuadra, ya yo habia escrito sobre el tema en otra ocasión y me he puesto ha pensar en tantas personas que hoy tienen que cargar el agua y otras que tienen que esperar por la pipa para llenar sus tanques, compañero aqui si no estamos cumpliendo con aquella frase de nuestro presidente Miguel Díaz Canel de PENSAR COMO PAÍS, yo como ciudadano refexiono y pienso que mañana sera tarde para maldecir al salidero, todavia estamos a tiempo, ayer mismo en la noche eran cientos de metros cubicos de agua que corrian por esas calles. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *