Bandera Proeza Laboral para Hospital de Rehabilitación

También recibió ese alto galardón la Empresa Provincial de Transporte de Sancti Spíritus. De las razones se habló en la Revista Especial de Centrovisión

El Hospital de Rehabilitación Faustino Pérez recibió este jueves la Bandera de Proeza Laboral. (Foto: Oscar Alfonso)
El Hospital de Rehabilitación Faustino Pérez recibió este jueves la Bandera de Proeza Laboral. (Foto: Oscar Alfonso)

La doctora Raisa Elena Hernández Hurtado, es la directora del Hospital de Rehabilitación doctor Faustino Pérez Hernández de Sancti Spíritus, institución de salud que acaba de recibir la Bandera Proeza Laboral, tras haber funcionado como centro de atención a pacientes de la COVID-19 desde el comienzo de la pandemia en el mes de marzo en Cuba hasta estos momentos que continúa acogiendo a los sospechosos.

Este centro destacado de la Salud espirituana, en otros momentos ha sido activado y de hecho ha acogido a enfermos de arbovirosis como el Zica y el H1N1, pero desde unos 15 días antes de detectarse el virus del SARS-CoV-2 en Cuba, el colectivo de trabajadores había sido preparado para asumir un rol protagónico en la atención a pacientes de una enfermedad que ya constituía una pandemia universal y la instalación adecuada con tres salas para pacientes adultos, mujeres embarazadas y niños.

Como dijo la doctora Raisa Elena, no se sabía a ciencia cierta cómo era aquel virus mortal pero los protocolos implementados por el Ministerio de Salud Pública exigían el uso de un traje muy parecido al de los cosmonautas y medidas de bioseguridad muy exigentes, gracias a lo cual nunca se contagió un trabajador de ese hospital.

Quizá por eso aquel 11 de marzo, hace más de cuatro meses, no hubo sorpresa alguna. Desde aquel momento hasta la fecha médicos y enfermeros, apoyados por especialistas de otras entidades de salud de la provincia, han sido protagonistas de la atención, desde la zona roja, a decenas de personas contagiadas o sospechosas.

Las historias son muchas y la doctora Raisa Elena expresó que todos recibieron una atención de alta profesionalidad pero cargada de humanismo y amor, como la que prodigaron y prodigan los miembros del Contingente Henry Reeve en disímiles naciones del universo.

Ella también dijo que el alto reconocimiento no es sólo al fruto del abnegado trabajo del colectivo del Hospital de Rehabilitación, sino también de los dos equipos con sus ambulancias de la Unidad de Cuidados Intensivos, de los choferes de Taxis Cuba y Cubataxi y demás especialistas de otras instituciones de Salud que han compartido los riegos juntos.

La Empresa Provincial de Transporte también recibió la Bandera de Proeza Laboral. (Foto: Oscar Alfonso)
La Empresa Provincial de Transporte también recibió la Bandera de Proeza Laboral. (Foto: Oscar Alfonso)

Por su parte Alberto Martínez García, director de la Empresa Provincial de Transporte, también agradeció en nombre de los trabajadores, el otorgamiento de la Bandera Proeza Laboral a la entidad que representa. Argumentó que durante la pandemia, cuando se suspendió el transporte público de la población, 80 choferes con sus ómnibus transportaban diariamente a unos 2 600 trabajadores de la salud y de otras entidades que debían continuar sus labores en función del enfrentamiento a la COVID-19, realizándose unos 230 viajes cada día.

   Argumentó que, además del uso del nasobuco, la desinfección de las manos y demás medidas higiénico-sanitarias indicadas por el Minsap a observar durante las transportaciones, esos ómnibus eran sometidos a un riguroso fregado al término de cada jornada y se dejaban listos para el nuevo día, gracias a ello tampoco hubo que lamentar el contagio de ningún transportista.

También las bases de carga de la empresa asumieron en el período de la COVID-19 y lo hacen hoy, la transportación de las mercancías de la canasta básica a todas las bodegas de la provincia y abastecieron la red comercial.

Hoy, cuando los ómnibus cubren todas las rutas de transporte público de pasajeros, continúan asumiendo el traslado de los trabajadores de los principales centros de salud del territorio.

 En los tres meses de paralización del transporte de pasajeros, los trabajadores recuperaron 71 equipos, le dieron mantenimiento al parque automotor, construyeron paradas de ómnibus en la capital provincial y acometieron el mantenimiento constructivo de varias edificaciones.

Estos son, en síntesis, los hechos que honran el otorgamiento de la Bandera Proeza Laboral a ambos colectivos de trabajadores, que continúan enfrascados todavía en el enfrentamiento a la pandemia del SARS-CoV-2 en la provincia de Sancti Spíritus. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *