Cuba prioriza desarrollo de infraestructura hidráulica

Esto garantiza la mitigación del impacto de inundaciones, el apoyo a la producción de alimentos y el abasto de agua a la población

cuba, abasto de agua, recursos hidraulicos, trasvase centro-este
El abasto de agua para la población constituye una prioridad para estado cubano. (Foto: Cubasí)

En el país existen 10 sistemas de trasvases con desigual régimen de explotación, para lo cual se labora mediante acciones de mantenimiento ascendentes en 2020 a alrededor de un millón de pesos, según reseña hoy la publicación digital Cubadebate.

Esta infraestructura hidráulica abarca unos 292 kilómetros de canales, conductoras y túneles, los cuales permiten trasvasar 262 millones de metros cúbicos de agua anualmente; y este año se prevén trasladar 104 millones de metros cúbicos del líquido, informó Yoel Llorente Truyenque, vicepresidente de Gestión Integrada de las Aguas Terrestres.

Roberto Pupo Verdecia, director de la Empresa de Servicios Ingenieros-Dirección Integrada de Proyectos trasvases (ESI-DIP TRASVASES), dijo a la Mesa redonda que en el país se han definido tres grandes trasvases: Centro-Este,  Este-Oeste y Norte-Sur, los cuales se encuentran en desarrollo constructivo pero ya benefician con riego a más de 52 mil 600 hectáreas agrícolas.

Respecto al Centro-Este, el de mayor nivel de ejecución, beneficia áreas agrícolas de las provincias de Ciego de Ávila y Sancti Spíritus, además de que se aprovecha en la acuicultura y la generación de electricidad mediante fuentes renovables.

El trasvase Norte-Sur, en la provincia de Guantánamo, tiene culminada su primera etapa, con la construcción de una derivadora en el río Sabanalamar que, por gravedad lleva el agua hasta Pozo Azul, lo que ha impactado positivamente en el desarrollo agrícola del fértil valle de Caujerí.

Pupo Verdecia explicó que el trasvase Este-Oeste consta de seis etapas, dos de las cuales ya se culminaron y una tercera se ejecuta este año, lo cual ha beneficiado el abasto de agua a la ciudad de Holguín, el polo turístico de la zona norte-oriental, el riego y la mitigación de los efectos de inundaciones ante intensas lluvias.

Según reseñó Cubadebate, Antonio Rodríguez Rodríguez, presidente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), explicó que los trasvases se incluyen entre los programas del Plan Hidráulico Nacional y no son obras para las sequías, sino para equilibrar el uso del agua, llevándola desde donde está en exceso hacia donde es deficitaria, y hacia donde se requiere para los cultivos y la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *