Descubren cara-caracol aborigen en Lagunas de Cantarrana (+video)

La mascarilla semeja una cara humana y está asociada a creencias religiosas de los antepasados

Los investigadores espirituanos denominan la pieza con valor patrimonial uno. (Foto: Xiomara Alsina/ Escambray)

Considerado un objeto arqueológico de alto valor, el hallazgo de una mascarilla que semeja la imagen humana y fue trabajada artesanalmente en la concha de un molusco, reafirma la creencia aborigen sobre la leyenda denominada cara-caracol.

Según Reinaldo Pérez Jiménez, el autor del descubrimiento, quien labora como especialista del gabinete arqueológico Manuel Romero Falcón, de la Oficina del Conservador de Sancti Spíritus, la pieza constituye una especie de amuleto empleado en ceremonias religiosas de los indígenas que habitaron en la isla.

“El descubrimiento tuvo lugar el pasado mes de julio, cuando realizábamos exploraciones arqueológicas sobre la superficie terrestre en el sitio denominado Laguna de Cantarrana II, un lugar que en reiteradas ocasiones ha aportado piezas que indican la presencia allí de nuestros antepasados”, comenta Pérez Jiménez.

La pieza está decorada como una figura antropomorfa, similar a la que se describe en la leyenda denominada cara-caracol, que cuenta la historia de un parto gemelar, donde uno de los niños indígenas nace con su piel escabrosa, similar al revestimiento del molusco conocido como strombus giga. En el libro titulado Mitología y artes prehispánicas de las Antillas, el profesor de Literatura, investigador y escritor holguinero José Juan Arrom hace referencia a esta fábula.

De cualquier forma, la pieza es de gran importancia porque fue trabajada, de forma manual, por los aborígenes que hacia los años 1500 de esta era habitaron una zona perteneciente al sur de la actual provincia espirituana, muy cercana al municipio de La Sierpe.

El molusco conocido como Strombus giga tuvo varios usos entre los aborígenes que habitaron nuestra región. (Foto: Xiomara Alsina/ Escambray)

La mascarilla está denominada con un valor patrimonial uno por la clasificación que hacen los investigadores, pues representa una leyenda que se repite en varias áreas de las Antillas Mayores. “Especialmente esta fue muy bien diseñada y trabajada como cara antropomorfa —dice Reinaldo— pero, sobre todo, porque se relaciona con varios descubrimientos importantes del propio sitio aborigen”.

Esta cara-caracol podrá ser vista por los espirituanos en la propia Oficina del Conservador de Sancti Spíritus, donde quedará montada una exposición con varios objetos patrimoniales encontrados en el sitio de Cantarrana II, pero luego pasará a formar parte de las exhibiciones permanentes del museo municipal de La Sierpe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *