Jugosa contribución de los innovadores espirituanos

En los últimos dos años los aniristas del territorio aportaron a la economía cerca de 57 millones de pesos

sancti spiritus, anir, aniristas, economia cubana, asociacion nacional de innovadores y racionalizadores
Los aniristas del Centro de Electromedicina se han crecido en la reparación de equipos médicos durante la pandemia. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Solo en los últimos dos años, los más de 12 100 integrantes de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores (ANIR) de la provincia han aportado a la economía cerca de 57 millones de pesos por la aplicación de sus creaciones en los diferentes sectores.

La noticia trascendió en el contexto de la jornada de homenaje a este gremio, que se extiende durante todo el mes de octubre para estimular a fundadores, dirigentes de base, a los mejores creadores y colectivos, y mostrar los resultados más destacados en cada centro.

Según Anaisa González Farfán, presidenta de esa organización en el territorio, entre los colectivos que más sobresalieron por sus aportes económico-sociales se encuentran la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro, el Taller de Electromedicina, el Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos, la Empresas de Suministros Agropecuarios y la Eléctrica, los molinos arroceros ManoloSolano y Ángel Montejo, Calderas Alastor, el central Uruguay y la Unidad Indupir de la Empresa Pesquera.

Como ofrenda al Comandante Ernesto Che Guevara, presidente de honor de esta organización, y como reconocimiento especial dentro de esta jornada se entregó la Condición 8 de Octubre a 102 innovadores y 36 colectivos destacados en el movimiento de la ANIR del territorio.

Además, seis innovadores espirituanos se encuentran propuestos al Premio de Mayor Impacto Económico y/o Social a nivel de país: Yohan Romero, de la Emprova Yaguajay; Pedro Hermes Ramos, del Molino Manolo Solano; Senly Martín, de la Empresa Eléctrica; Gilberto Quincoses, de Indupir; Ernesto Herrera, de Suministros Agropecuarios; y Omar Lorenzo, dela Empresa Nacional de Servicios Aéreos.

Recientemente, en el contexto del recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos a Cuba y de la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19, el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez insistió en la urgencia de transformar el comportamiento de la economía nacional, con más intensidad del trabajo y, sobre todo, con innovación.

Ante tamaño reto se impone dinamizar la introducción de los resultados científico-técnicos, el ahorro de portadores energéticos, la sustitución de importaciones, el incremento de renglones exportables y aumentar la eficiencia de los procesos productivos, entre otras acciones a favor de la economía. No pocas veces, en las manos de los innovadores se encuentra la posibilidad de que una empresa no detenga sus producciones, que se construyan piezas, se ahorren recursos y hasta se invente de todo con bien poco: justo el espíritu que ahora mismo más necesita Cuba.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *