La actuación judicial en tiempos de pandemia

Juristas espirituanos realizaron masiva donación de sangre durante la jornada por su Aniversario este 8 de junio y rindieron homenaje al prócer de nuestra independencia Ignacio Agramonte

La negativa a guardar el requerido distanciamiento social figura entre las nuevas modalidades delictivas que ocupan a los órganos judiciales en el territorio. (Foto: Vicente Brito / Escambray)
La negativa a guardar el requerido distanciamiento social figura entre las nuevas modalidades delictivas que ocupan a los órganos judiciales en el territorio. (Foto: Vicente Brito / Escambray)

En medio de la situación excepcional que vive Cuba, provocada por la pandemia de la COVID-19, los órganos operativos del Ministerio del Interior, de conjunto con los órganos judiciales, han tenido que enfrentar modalidades delictivas nuevas, como la negativa a usar el nasobuco y a guardar el distanciamiento social, medidas sanitarias de vital importancia implementadas por Salud Pública de obligatorio cumplimiento, para romper la cadena de contagios con la mortal enfermedad que arribó al país a partir del mes de marzo, expuso María Esmeralda Pérez Pérez, Fiscal Jefe del Departamento de Procesos Penales de la Fiscalía Provincial, en la Revista Especial de Centrovisión.

Tales indisciplinas conforman un delito de propagación de epidemias y de acuerdo con las características personales de los reos, las autoridades actuantes con la participación activa de los fiscales, que ejercen el control de las medidas a aplicar en cada caso, han decidido cuándo el tratamiento debe ser con una multa administrativa y cuándo se abre un proceso penal, que posteriormente es ventilado por los tribunales, agregó.

Según María Esmeralda, pese a ello continúan las manifestaciones de indisciplina social, sobre todo en las colas en la red comercial, donde la Policía Nacional Revolucionaria y las administraciones de los establecimientos se esfuerzan por que se cumpla el debido distanciamiento entre las personas, por lo que instó una vez más a la población a observar la necesaria disciplina con un comportamiento responsable, que permita el control eficaz de la pandemia en la provincia de Sancti Spíritus y en el país.

Según refirió la representante de la Fiscalía Provincial, en el territorio espirituano se le ha dado curso a todos los procesos penales abiertos durante el transcurso de la pandemia, con lo cual se evita la impunidad.

Por su parte Sheyla del Sol Domínguez, jueza suplente permanente del Tribunal Provincial Popular de Sancti Spíritus, argumentó que en correspondencia con las indicaciones y las normativas de la Instrucción 248 del Tribunal Supremo Popular, se le ha dado curso a los juicios de los hechos delictivos cometidos en medio de la pandemia y a otras causas radicadas con anterioridad que se encuentran pendientes de trámites, siempre teniendo en cuenta restringir el número de participantes a las vistas orales a los estrictamente necesarios, dentro del concepto del debido proceso.

A una pregunta del conductor del programa, el periodista Javier Alejandro Brito, Sheyla precisó que en el Tribunal Provincial se continúan atendiendo las quejas e inquietudes de la población, que deben entregar por escrito en cuyo texto aparezcan las generales del remitente, a fin de encaminar las diligencias necesarias para darle la oportuna respuesta.

Rolando Díaz Vergel, presidente de la unión de Juristas de Cuba en la provincia, informó que como parte de las actividades por el 8 de junio, Día del Jurista instituido en honor al prócer de la independencia de Cuba, el patriota Ignacio Agramonte, quien recibiera su título de abogado un día como hoy, Sheyla del Sol Domínguez recibió el Premio anual a la joven jurista más destacada, en tanto el Premio por la Obra de la Vida le fue conferido a la notario de larga data Carlota Bárbara Terry Valle.

Resumió Díaz Vergel que entre las actividades desarrolladas en la jornada de homenaje a los juristas, sobresale la masiva donación de sangre realizada por éstos, gesto altruista que contribuye a salvar vidas humanas y reseñó que la Unión de Juristas de Cuba está presente en los tribunales, la Fiscalía, los Bufetes Colectivos, las Direcciones de Justicia, las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el Ministerio del Interior, agencias bancarias y en casi todos los organismos e instituciones del Estado y cooperativas del sector campesino, entre otros.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *