La COVID-19 podría forzar a Trump a reconocer derrota electoral

Trump sigue aireando acusaciones infundadas de fraude electoral e ignora, en opinión de observadores, la crisis de una pandemia fuera de control en la mayor parte del país

estados unidos, donald trump, elecciones en estados unidos, joe biden, coronavirus, covid-19
Donald Trump ignora la crisis de la COVID-18 en su país con más de 150 000 casos diarios desde hace una semana. (Foto: Reuters)

El ritmo imparable de la Covid-19 en Estados Unidos, incrementa este 18 de noviembre la presión sobre el presidente, Donald Trump, para que admita su derrota electoral frente al demócrata Joe Biden e inicie una transición.

El diario The New York Times insiste en un artículo en la necesidad de coordinar de inmediato estrategias de combate contra la letal enfermedad, lo cual se puede lograr de manera efectiva si se hace de conjunto entre el mandatario saliente y el entrante.

Biden se reunió con expertos en materia de defensa, diplomacia e inteligencia en un intento por avanzar su agenda pese a la resistencia de Trump de reconocer su victoria electoral o facilitar el traspaso.

El mandatario, por su parte, sigue aireando acusaciones infundadas de fraude electoral e ignora, en opinión de observadores, la crisis de una pandemia fuera de control en la mayor parte del país con más de 150 mil casos diarios desde hace una semana y donde las hospitalizaciones batieron un nuevo récord de 73 mil en una jornada.

Trump sólo se refirió a la pandemia en un tuit para sacar pecho por el anuncio de Moderna de que su candidata a vacuna contra la Covid-19 mostró efectividad en los resultados preliminares de las pruebas clínicas.

‘Para los grandes historiadores, recuerden por favor que estos descubrimientos que acabaron con la plaga ocurrieron durante mi mandato’, dijo.

Asimismo, criticó al gobernador de Ohio, el republicano Mike DeWine, después que ordenara un toque de queda a partir de las 10 de la noche debido al aumento de casos.

El 14 de diciembre próximo está previsto que se reúna el Colegio Electoral, donde se formalizan los votos asignados a cada candidato presidencial por los compromisarios de cada estado.

En ese momento, Emily Murphy, administradora de la Administración de Servicios Generales, podría verse forzada a facilitar el acceso al equipo de Biden, que ya anunció puestos clave en su futura administración, pero ninguno de gabinete.

En una más de sus jornadas de trabajo engalanadas con el escudo y la imagen de formalidad que aporta la ‘Oficina del Presidente Electo’, Biden recordó que hasta la fecha ha conversado con unos 13 mandatarios mundiales y mantiene reuniones con expertos para preparar su agenda de Gobierno.

‘No estoy siendo crítico, sólo estoy evidenciando lo obvio, no puedo recibir informes (de inteligencia) que en una situación normal ya recibiría (…) No hay responsabilidad mayor que proteger a los estadounidenses’, indicó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *