Pese a incertidumbre sobre ley de gastos, Trump se va a Florida

El mandatario saliente no dijo definitivamente que vetará el proyecto de ley de gastos

La publicación The Hill reportó que la oposición de Trump a la normativa provoca preocupación en miembros de ambos partidos. (Foto: PL)
La publicación The Hill reportó que la oposición de Trump a la normativa provoca preocupación en miembros de ambos partidos. (Foto: PL)

El presidente estadounidense, Donald Trump, partió este miércoles hacia Florida y dejó Washington envuelta en incertidumbre tras expresar su oposición al proyecto de ley de gastos destinado a financiar el gobierno.

Esa normativa, con valor de 2,3 billones (millones de millones) de dólares, fue aprobada el lunes por el Congreso del país, e incluye un plan de estímulo 900 mil millones de dólares que tiene el objetivo de enfrentar el impacto de la pandemia de la COVID-19.

La aprobación del proyecto legislativo se logró después de numerosas discusiones, estancamientos y marcadas diferencias entre republicanos y demócratas sobre el contenido de la medida, pero Trump calificó anoche la propuesta de vergonzosa y llamó a los legisladores a cambiar algunos de sus elementos.

El mandatario saliente, quien se dirige a su resort de Mar-a-Lago en Palm Beach, no dijo definitivamente que vetará el proyecto de ley de gastos, el cual permitirá financiar el gobierno hasta el 30 de septiembre de 2021, cuando culmina el actual año fiscal.

Sin embargo, la publicación The Hill reportó que su oposición a la normativa provoca preocupación en miembros de ambos partidos, quienes se preguntan si el presidente firmará la ley antes de que al cierre del venidero 28 de diciembre se agoten los fondos.

Entre otros temas, el gobernante demanda elevar de 600 a dos mil dólares el pago directo que se realizará a los estadounidenses a raíz de la pandemia, una medida con la cual están de acuerdo los demócratas, pero rechazada por los republicanos.

Asimismo, el mandatario se opone a que la legislación permita reclamar beneficios a familias de inmigrantes irregulares, y a que incluya gastos del presupuesto del gobierno que él considera innecesarios como provisiones para instituciones culturales y ayuda externa a otros países.

De acuerdo con The Hill, si el jefe de Estado persiste en su rechazo a la ley, la acción más plausible a seguir por parte del Congreso podría ser aprobar una resolución continua de una semana para evitar el cierre del gobierno y financiar su funcionamiento hasta principios de enero.

Además, si Trump llegara a vetar la normativa, los legisladores también tienen la opción de votar para anular ese paso del mandatario, lo cual requeriría el apoyo de dos tercios del Congreso.

Según el medio, se espera que los miembros del Capitolio regresen a Washington la próxima semana para pronunciarse sobre otra acción polémica del presidente, su decisión de vetar hoy la ley anual de política de defensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *