Proyecto Al Derecho en el Día Internacional de la Infancia

Los derechos de los infantes están garantizados en Cuba por las instituciones del Estado que los representan y los defienden

En Sancti Spíritus se ha trabajado por elevar la cultura jurídica relacionada con los derechos de los niños. (Foto: Roberto Suárez)
En Sancti Spíritus se ha trabajado por elevar la cultura jurídica relacionada con los derechos de los niños. (Foto: Roberto Suárez)

La Revista Especial de Centrovisión se vistió de lujo en la tarde de este lunes, Día Internacional de la Infancia, al llevar a sus pantallas a Chirley Ricardo Castrejes, la coordinadora del Proyecto Al Derecho en la Dirección Provincial de Justicia, desde su creación; al pionero Rolando Yunier González de la Paz, alumno de quinto grado en la Escuela Primaria Arselio Suárez, de Sancti Spíritus, y a Delvia Castellanos, quien está al frente del Gabinete Psicopedagógico de la Universidad José Martí, quienes expusieron aristas de la maravillosa experiencia.

Este canal de la televisión nos acompaña en el Proyecto de los Derechos de la niñez desde su fundación hace veinte años, con el apoyo de la UNICEF, en la Dirección Provincial de Justicia, y al igual que los restantes medios de comunicación, han brindado sus espacios para divulgar la Convención Internacional de los Derechos del Niño aprobada por las Naciones Unidas en 1990, de la cual Cuba es signataria, y los avances que han obtenido diversas instituciones, sobre todo educacionales, manifestó Chirley.

Chirley Ricardo Castrejes, coordinadora del Proyecto Al Derecho. (Foto: Tomada de Centrovisión)
Chirley Ricardo Castrejes, coordinadora del Proyecto Al Derecho. (Foto: Tomada de Centrovisión)

En esas dos décadas, resaltó, se ha trabajado en elevar la cultura jurídica relacionada con los derechos de los niños con los padres, las familias, los adultos en general, y con los propios niños y adolescentes, pues el proyecto abarca hasta los 18 años de edad. Argumentó que los derechos de los infantes están garantizados en Cuba por las instituciones del Estado que los representan y los defienden ante cualquier problema que se les presente en el transcurso de sus vidas y ponderó las relaciones de trabajo con la Sociedad Cultural José Martí, que desarrolla actividades especialmente dirigidas al conocimiento de los niños y adolescentes sobre la obra literaria y patriótica de nuestro Héroe Nacional dedicada a ellos, en la que desplegó toda su ternura por la grey infantil y por su hijo Ismaelillo en especial.

Rolando Yunier González de la Paz, alumno de quinto grado en la Escuela Primaria Arselio Suárez.  (Foto: Tomada de Centrovisión)
Rolando Yunier González de la Paz, alumno de quinto grado en la Escuela Primaria Arselio Suárez. (Foto: Tomada de Centrovisión)

En su turno el pionero Rolando Yunier González de la Paz narró sus experiencias asociadas a la etapa de aislamiento en casa para prevenir la pandemia de la COVID-19: En mi barrio a las nueve de la noche en todas las casas ponen música de la canción Resistiré y los niño y adultos que nos aprendimos la letra la cantamos y cantamos también Volveremos a brindar, de Buena Fé, como homenaje a nuestros médicos.

En relación con el curso escolar dijo que continúan estudiando en sus casas con las teleclases por la televisión y que los niños intercambian el aprendizaje de balcón a balcón. A la pregunta del conductor del programa respondió: En mi casa nos protegemos, mi mamá tiene a la entrada un pomo con hipoclorito para desinfectarnos las manos y usamos el nasobuco y como para que no quedara duda de cuanto han calado en los más jóvenes de la familia espirituana las orientaciones de Salud Pública, enfatizó: ya tendremos tiempo para abrazarnos cuando se acabe el Coronavirus.

Delvia Castellanos, del Gabinete Psicopedagógico de la Universidad José Martí.  (Foto: Tomada de Centrovisión)
Delvia Castellanos, del Gabinete Psicopedagógico de la Universidad José Martí. (Foto: Tomada de Centrovisión)

Por último, Delvia Castellanos, al frente del Gabinete Psicopedagógico de la Universidad José Martí, destacó el vínculo de los estudiantes de esa especialidad, quienes utilizan ese ente pedagógico auxiliar en su preparación como futuros educadores; y recabó una mayor asistencia de los padres con sus hijos que presentan dificultades en el aprendizaje, pues en la medida en que los primeros dominen las técnicas y contenidos de la enseñanza especial que reciben los pequeños, se logra una mayor empatía entre ambos en el hogar y podrán contribuir a desarrollar en ellos hábitos, habilidades y conocimientos para enfrentar las dificultades que la vida les impone a los seres humanos desde las etapas más tempranas de su existencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *