Sancti Spíritus: Disminuyen Infecciones Respiratorias Agudas

De acuerdo con especialistas, el uso del nasobuco ha contribuido al decrecimiento notable de las enfermedades respiratorias que se padecen cada año en la provincia

sancti spiritis, enfermedades respiratorias, infecciones respiratorias agudas, ira, covid-19
En Sancti Spíritus se mantiene una vigilancia epidemiológica diaria a las IRA. (Foto: Yanela Pérez/ Escambray)

No ha sido magia; el uso del nasobuco, impuesto en los últimos meses por el acecho de la COVID-19 a la isla, no solo ha contribuido a evitar contagios con el nuevo coronavirus sino, también, ha posibilitado disminuir notablemente las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) que normalmente se padecen en la provincia durante esta época del año.

Según la doctora Agnie Fernández González, especialista en Medicina General Integral y en Higiene y Epidemiología y al frente del programa de Tuberculosis e IRA, como nunca antes en la provincia semanalmente se reportan menos de 1 000 atenciones por IRA.

“De enero a marzo hubo un alza de las infecciones respiratorias como es frecuente que suceda —señala Fernández González—, pero a partir de abril se han comportado en éxito; es decir, que han disminuido respecto a igual fecha de años anteriores.

“Ello se debe, en buena medida, al uso del nasobuco, lo cual ha permitido el decrecimiento de los contagios por las infecciones que se trasmiten por vía respiratoria, que no se trata únicamente de la COVID-19. También ha influido el lavado de las manos y la cultura sanitaria adquirida en estos meses por la población, lo que ha conllevado a que, por ejemplo, ahora más que antes las personas tengan el cuidado de taparse la boca al estornudar o toser”, asevera Fernández González.

De acuerdo con la especialista, amén de las personas que en la provincia se han contagiado con la COVID-19, lo que más se ha padecido, en el caso de los adultos, es el catarro común y el virus que con mayor frecuencia se ha aislado en la edad pediátrica es el sincitial respiratorio.

No obstante, sostiene Fernández González que se mantiene una vigilancia epidemiológica diaria a las IRA, así como a aquellas personas cuya sintomatología haga sospechar posible infección por el SARS-CoV-2.

En la provincia se dispone de salas para la atención de casos positivos a la COVID-19, tanto adultos como niños, además de centros para el aislamiento de personas sospechosas y de otros locales para el internamiento de sus contactos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *