¿Cómo se fundó Santiago de Chile?

Una serie de evidencias arqueológicas y documentales muestran que ya había un asentamiento inca en el lugar del Valle del Río Mapocho

santiago de chile
Una excavación en la Catedral de Santiago dejó al descubierto restos de un muro inca. (Foto: BBC Mundo)

La historia oficial de Santiago de Chile daba a entender hasta hace unos años que el español Pedro de Valdivia había fundado la ciudad en un terreno desocupado. Sin embargo, una serie de evidencias arqueológicas y documentales muestra que ya había un asentamiento inca en plena actividad en el lugar del Valle del Río Mapocho que Valdivia eligió en 1541.

Esta es la conclusión a la que llegaron el arqueólogo Rubén Stehberg y el historiador Gonzalo Sotomayor, fallecido en 2016, en el artículo Mapocho incaico, publicado en 2012 en el boletín del Museo Nacional de Historia Natural (MNHN), de Chile.

El artículo dice que habría existido un centro urbano Tawantinsuyu, nombre del imperio inca, bajo el casco antiguo de la ciudad de Santiago, desde el cual salían caminos incaicos en distintas direcciones y cuya base de sustentación fue la hidroagricultura y la minería de oro y plata.

Stehberg explica a BBC Mundo que él y su equipo de investigadores definen al asentamiento inca como un «centro administrativo y ceremonial incaico» —no como ciudad, por ser un concepto muy europeo— y que estaba en pleno funcionamiento.

«La presencia inca en el valle del Mapocho es muy fuerte», dice el geógrafo Juan Carlos Cerda, parte del equipo de Stehberg. “Los incas llegan aproximadamente en el año 1 400 y traen consigo mano de obra, tecnologías agrícolas, redes de caminos y, lo más importante, una red de canales que permitían aumentar la producción agrícola», detalla Cerda.

De ahí que en 2012, el artículo Mapocho incaico, reunió todas las evidencias arqueológicas y documentales disponibles hasta el momento sobre esta presencia del Tahuantinsuyo en el valle.

Una de las últimas evidencias documentales apareció en 2011, cuando el historiador Sotomayor encontró un archivo judicial de inicios del siglo XVII sobre un litigio en torno a la ubicación del camino inca, que servía como límite a unas propiedades.

Y sobre estas indagaciones se teje la historia del desaparecido asentamiento inca sobre el que se fundó Santiago de Chile, una revelación que causa admiración en el mundo.

(Con información de BBC Mundo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *