COVID-19 en Sancti Spíritus: Treinta y cinco casos confirmados al cierre de la jornada anterior

En cinco municipios se diagnostican enfermos. La tasa de incidencia de casos confirmados en los últimos 15 días asciende a 112.58 por 100 000 habitantes

El municipio de Sancti Spíritus presenta hoy la situación más compleja que se ha padecido en toda la pandemia. (Foto: Vicente Brito / Escambray).

Aun con menos casos reportados hoy, Sancti Spíritus ha ido agravando su complejidad epidemiológica y los pronósticos de los expertos apuntan a que tal comportamiento se mantendrá durante toda la semana.

La explosión de casos evidencia, según las autoridades sanitarias, la elevada circulación viral que existe en la provincia y la posible confluencia de nuevas variantes de la COVID-19, aunque aún no se han recibido los resultados de los estudios enviados al Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí.

De tal complicación epidemiológica advierte a Escambray el doctor Manuel Rivero Abella, director provincial de Salud: “Las situaciones más complejas las presentan hoy Sancti Spíritus, Trinidad y se incorporó Fomento, que en los últimos días ha tenido un número importante de casos que lo ha llevado a incrementar la tasa de incidencia a 108 por 100 000 habitantes.

“Excepto Yaguajay, La Sierpe y Jatibonico, que ha venido con un decrecimiento de su tasa de incidencia y del número de casos, el resto de los municipios están muy complicado, lo cual hace que la provincia se mantenga igual de complicada”.

La gravedad se concentra sobre todo en el territorio cabecera, donde hoy se reportan 20 de los 35 contagiados que se computan. En complicación le sucede Trinidad con ocho pacientes, de los cuales en uno no se ha precisado la fuente de infección; detrás se ubica Cabaiguán, con tres, y en Fomento y en La Sierpe se confirman dos casos en cada lugar.

Pero el municipio de Sancti Spíritus presenta hoy la situación más compleja que se ha padecido en toda la pandemia, al decir de Rivero Abella, y se debe a tres causas fundamentales: “Tiene hoy un importante número de casos en el área Norte, sobre todo en el Camino de La Habana y la zona que se ubica frente a la Escuela Provincial del Partido. Hasta ahora todos son focos comunitarios.

“Entre las causas, en primer lugar, figuran un número importante de contactos que no se declaran, mientras en otros casos los que se declaran no se ingresan oportunamente, y la otra situación es la movilidad”, sostiene Rivero Abella.

Bastaría agregar que de los 207 controles de foco que tiene activos hoy la provincia, 121 se ubican en la capital y de estos últimos, 32 no tienen una fuente de infección determinada.

A ello pudiera añadírsele, además, que de los más de 200 controles de focos aún resta una cifra superior a las 1 860 personas pendientes a estudio de segundas y terceras muestras de PCR, de lo cual se desgaja que los contagios pueden seguir incrementándose.

“¿Por qué decimos que la situación es compleja? —inquiere Rivero Abella—. Primero, por el número de controles de foco; en segundo lugar, por la cantidad de casos persistentes que aún tenemos y, en tercer lugar, los fallecidos. Mayo fue un mes en el que tuvimos la mayor cantidad de fallecidos desde que empezó la epidemia: siete, los cuales se concentran sobre todo en Trinidad y Sancti Spíritus. Eso nos hace pensar que —aunque enviamos los estudios y no tenemos los resultados aún— estén circulando cepas que causen mayor mortalidad, como la detectada en Sudáfrica y la británica”.

Con tal panorama, los pronósticos apuntan a que durante la semana la curva seguirá elevándose y, de cumplirse las medidas, la próxima semana entraríamos a la mencionada meseta —aún con cifras elevadas— para, luego, descender. Pronósticos son pronósticos.